Merkel y Sarkozy: Crecimiento es prioridad para superar la crisis

BERLIN (AP). Los líderes de Alemania y Francia dijeron el lunes que su prioridad es fomentar el crecimiento económico de Europa en su campaña para contener la crisis de la deuda soberana, que muestra indicios de extenderse a las 17 naciones de la eurozona.

Tras reunirse el lunes en Berlín con el presidente francés Nicolas Sarkozy, la canciller alemana Angela Merkel pidió igualmente a Grecia y sus acreedores privados que acuerden con premura la reestructuración de la deuda soberana para que pueda recibir más dinero del plan de rescate.

En octubre, la eurozona acordó entregar a Grecia un segundo crédito de contingencia según el cual sus acreedores privados aceptarían una reducción del 50% en el valor de los bonos que adquirieron a la Tesorería helena.

Merkel agregó que ella y Sarkozy desea que Grecia reciba los fondos que tanto necesita. "Queremos que Grecia continúe en la eurozona", dijo.

Ambos líderes dijeron además que considerarán la posibilidad de acelerar los pagos al fondo permanente de rescate de las 17 naciones de la eurozona, el Mecanismo Europeo de Estabilidad, para fomentar la confianza de los inversionistas y la rápida conclusión de las negociaciones para redactar un nuevo tratado que consagre la disciplina fiscal.

Alemania ha insistido en las medidas de austeridad para reducir los déficits presupuestarios de la eurozona y recuperar la confianza de los inversionistas. Europa intenta redactar un nuevo tratado que estipule reglas fiscales más contundentes, como acordaron sus dirigentes en una reunión cimera a principios de diciembre.

La solución de la crisis será "paso a paso ... no existe una solución de dimensión única", agregó Merkel.

Merkel y Sarkozy viajarán a Italia el 20 de enero antes de la cumbre europea de fines de mes.

La reunión de Merkel y Sarkozy se realizó antes de la primera visita del nuevo primer ministro italiano Mario Monti a Berlín el miércoles.

Italia es el centro principal de la crisis debido a la gran dimensión de la deuda y la necesidad de lograr fuertes préstamos en el primer trimestre del año. El rendimiento del bono de 10 años regresó la semana pasada al 7%, un nivel considerado sumamente peligroso.

Mientras tanto, el primer ministro de Grecia advirtió un posible incumplimiento de sus pagos si no se concretan los detalles de la segunda entrega del préstamo de rescate.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes