Merkel defiende venta de Opel y responde a críticas

FRANCFORT (AFP). La canciller alemana, Angela Merkel, alzó el tono hoy jueves ante las críticas de otros países europeos sobre la gestión de la venta de Opel, diciendo que estos salieron beneficiados de un préstamo de Berlín al constructor automotor.

"Si no hubiéramos intervenido con el crédito puente en el momento de la quiebra de General Motors, muchos europeos habrían tenido dificultades", declaró. Berlín puso 1,500 millones de euros a disposición de Opel para evitar que se viera arrastrado por la quiebra de su casa matriz en Estados Unidos.

Merkel, que hizo sus declaraciones durante la inauguración del Salón internacional del automóvil de Fráncfort, se comprometió no obstante a "resolver los problemas que sigue habiendo con un espíritu de equidad a nivel europeo".

Opel, que emplea a 50,000 personas en Europa, la mitad de ellas en Alemania, será vendido por GM a un consorcio encabezado por el constructor canadiense de autopartes Magna.

Bélgica, cuya fábrica de Amberes podría desaparecer, así como España y Gran Bretaña, sospechan que en las negociaciones Alemania presionó para que, según el nuevo plan, se mantengan abiertas las cuatro fábricas de Opel en el país, dejando que otros Estados europeos carguen con el fardo de la reestructuración de Opel.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes