Merkel viaja a China con delegación empresarial

La canciller alemana Angela Merkel partió hacia China el miércoles con una delegación empresarial, cuando crece la tensión en Beijing y la Unión Europea debido a diferencias comerciales con Estados Unidos y el rechazo de Washington al acuerdo nuclear iraní.

Previamente, Merkel se reunió con el presidente estadounidense Donald Trump en Washington y con el mandatario ruso Vladimir Putin en Sochi, Rusia.

A pesar de las tensiones, el gobierno alemán ha puesto el acento en que sigue comprometido con los lazos transatlánticos y descarta que Berlín busque otras alianzas, aunque tiene posiciones comunes con Rusia y China en cuanto al acuerdo nuclear y otros asuntos.

La agenda de Merkel en Beijing incluye reuniones con el premier Li Keqiang y el presidente Xi Jinping, además de un encuentro con artistas y científicos. El viernes viajará a Shenzhen, en el sur del país.

Antes de partir, la canciller dijo que hablará con los gobernantes chinos sobre el estado de derecho, la economía y las disputas comerciales internacionales.

“China y Alemania se atienen a las normas de la OMC; sin embargo, hablaremos sobre el acceso recíproco en materia de comercio y propiedad intelectual”, dijo. “Y queremos fortalecer el multilateralismo. Eso tendrá un lugar en nuestras conversaciones”.

Amnistía Internacional pidió a Merkel que mencione el arresto domiciliario de Liu Xia, viuda del premio Nobel de la paz Liu Xiabo, y pida su libertad.

El vocero de Merkel, Steffen Seibert, dijo a la prensa que “conocemos la situación muy difícil de la viuda de Liu Xiabo”.

Recientemente, conversaciones entre altos funcionarios estadounidenses y chinos en Washington aliviaron parcialmente las tensiones entre los dos países, y los mercados reaccionaron en alza.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes