Merma la confianza consumidora y empresarial en Alemania

FRANCFORT (AP). La confianza consumidora en la mayor economía de Europa bajó por cuarto mes consecutivo y llegó a su nivel menor en cinco años, y pese al abaratamiento de los precios de la energía los compradores germanos no se sintieron inclinados a abrir sus carteras, indicó un informe difundido, hoy martes.

Mientras tanto, un informe separado indicó que la confianza de los empresarios en la economía alemana retrocedió en agosto a su peor nivel en tres años, el tercer mes consecutivo de baja.

El índice GfK de las tendencias consumidoras bajó para septiembre a 1,5 puntos de 1,9 en agosto. La última vez que alcanzó cifras tan escuálidas fue hace cinco años.

"El clima consumidor ... se vio deprimido aún más por el opaco panorama económico. Incluso la baja significativa de los precios del crudo logró animar a los consumidores", indicó el informe.

"Los consumidores no han interpretado la baja de los precios del crudo como señal inequívoca de la recuperación de su poder adquisitivo", agregó en su informe la GfK.

El Informe Ifo sobre el Clima Empresarial en Alemania, que sondeó a 7.000 capitanes de empresa de todo el país, descubrió que la confianza de los ejecutivos industriales bajó en agosto a 94,8 puntos de 97,5 puntos en julio.

La turbulencia financiera global sigue afectando la confianza empresarial pese a la reciente baja de los precios del crudo y el euro frente al dólar, dijo Timo Klein, economista de la firma Global Insight, en referencia al último informe.

Ifo, con sede en Munich, indicó que las firmas fabriles detectaron un enfriamiento en sus pedidos en cartera, al igual que las empresas de la construcción y detallistas.

"La economía alemana se ha topado con una situación de creciente dificultad", dijo Ifo en su informe.

El gobierno alemán confirmó igualmente que la economía se contrajo por primera vez en casi cuatro años en el segundo trimestre, debido a un menor gasto consumidor e inversiones en la producción de bienes de capital.

Ambos informes contribuyeron a que el euro cayera el martes a su cotización más baja ante el dólar en seis meses, a 1,4595 dólares frente a 1,4756 la víspera en Nueva York.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes