Mexicanos dicen "no" a reforma energética en consulta

MEXICO (AP). Miles de ciudadanos dijeron "no" a una reforma energética que permita la participación de la iniciativa privada en áreas como exploración y refinación de crudo, en medio de un debate nacional sobre la necesidad de reimpulsar la producción petrolera.

Promovida por la izquierda mexicana, los habitantes de la capital y de nueve de los 31 estados del país fueron convocados a participar el domingo en una consulta ciudadana que no tiene validez oficial, aunque algunos esperan que sirva para presionar al Congreso al momento de dictaminar las modificaciones al sistema petrolero y a la empresa estatal Pemex, que ocurriría en las siguientes semanas.

En la ciudad de México, gobernada por el partido izquierdista de la Revolución Democrática (PRD), participaron poco más de 800.000 personas, de las cuales más del 80% voto contra la propuesta oficial de permitir a empresas privadas participar en diversas áreas del sector petrolero, según datos preliminares divulgados la mañana del lunes.

Los datos para los otros nueve estados aún no habían sido divulgados.

En la consulta se hicieron dos preguntas: La primera sobre si se está de acuerdo en que empresas privadas participen en la explotación, transporte, distribución, almacenamiento y refinación de hidrocarburos; y la segunda sobre si avalan que se aprueben las iniciativas sobre reforma energética que han sido presentadas en el Congreso.

El gobierno del presidente Felipe Calderón propuso en abril que se autorice a Petróleos Mexicanos (Pemex) contratar a empresas para participar en exploración y producción, además de que la iniciativa privada podría construir y operar refinerías.

Hace unos días, el ex gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) hizo pública su propia iniciativa, que también permite a Pemex contratar los servicios de compañías privadas, aunque rechaza que pueda construir las refinerías.

El gobierno federal ha dicho que su propuesta permitiría reimpulsar la producción de crudo que en 2004 llegó a un pico de 3,4 millones de barriles diarios y desde el 2005 ha comenzado a declinar hasta llegar en 2007 en 3,1 millones de barriles al día.

Para el PRD la iniciativa oficial e incluso la del PRI abren la puerta a la privatización de Pemex y de la industria petrolera, la cual fue nacionalizada en 1938 y desde entonces ha sido un símbolo de la soberanía mexicana.

"Los resultados de la consulta son un mandato imperativo", estimó el lunes alcalde capitalino Marcelo Ebrard, quien dijo que enviarán los datos finales al Congreso y a los partidos políticos.

El director de Pemex, Jesús Reyes Heroles, dijo el lunes en W Radio que aunque es importante tener la opinión de la población, la participación en la consulta fue muy baja.

Diversos legisladores han dicho que en las siguientes semanas analizarán las propuestas de reforma para redactar un sólo dictamen.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes