México y otros ofrecen solución al comercio industrial

GINEBRA (AP). Un grupo de países latinoamericanos y asiáticos propuso terminar con la divisoria entre naciones ricas y pobres mediante un compromiso para abolir las barreras arancelarias al comercio industrial al mismo tiempo que permite a las economías emergentes blindar de la competencia internacional sus sectores estratégicos.

La propuesta, obtenida por The Associated Press, entraña concesiones por ambas partes y podría servir de base a un acuerdo en la Organización Mundial de Comercio. O podría ser universalmente rechazada.

Elaborada por los llamados países "centristas" _ entre los que figuran Chile, Costa Rica, México, Singapur y Tailandia _ la oferta será presentada el viernes al pleno de la OMC.

La presión para alcanzar un acuerdo aumentó desde el martes sobre los países en vías de desarrollo, cuando Estados Unidos propuso reducir sus subvenciones agrícolas más de lo ofrecido anteriormente. A cambio de sus concesiones en materia de agricultura en las negociaciones de la OMC, Estados Unidos y la Unión Europea exigieron medidas recíprocas de los países emergentes como Brasil, China y la India, como por ejemplo la apertura de sus mercados a las importaciones industriales.

Tras cuatro días de negociaciones en Ginebra, ambas partes siguen muy distanciadas. En particular, la India es la más renuente a un compromiso, ya que se niega en redondo a hacer concesiones en el comercio industrial.

La propuesta "centrista" contiene concesiones por parte de los países pobres, que tendrán que elegir entre una lista de tarifas arancelarias máximas, del 20% al 25% _ una merma mayor a la que aceptaron en otras rondas de la OMC.

Empero, Brasil, India, China y otros obtendrán generosas exenciones conforme al plan. Podrán proteger hasta el 14% de su sector manufacturero mediante la adopción de tarifas arancelarias más elevadas a los productos de la competencia extranjera.

En detrimento de Estados Unidos y los exportadores europeos como Alemania, la propuesta permitirá además a los países emergentes proteger hasta el 90% de sus productos de un sector industrial _ como el automovilístico _ de una mayor competencia internacional.

Esas exenciones acabarían con la "cláusula anticoncentración", utilizada por algunos países europeos al considerar que ya han sacrificado demasiado en la agricultura a cambio de pocas oportunidades para sus exportaciones industriales.

Además, Washington se opone tajantemente a que las economías emergentes amparen sectores industriales enteros de la competencia extranjera.

Los países centristas nacieron como grupo informal de la OMC en junio del 2007, poco después de fracasar en Alemania las negociaciones entre Estados Unidos, las 27 naciones de la UE, Brasil y la India.

Fue un fracaso más en siete años de negociaciones al amparo de la Ronda de Doha, y la aparición del grupo centrista fue considero un indicio de que algunos países tercermundistas comenzaron a discrepar de las posiciones adoptadas por Brasil y la India.

Esos países, junto a China, continuaron esta semana su desempeño puntero en nombre de los países subdesarrollados y negociaron en un grupo selecto con Estados Unidos, la UE, Japón y Australia.

La OMC espera lograr un acuerdo en las próximas dos semanas para liberalizar la agricultura mundial y el sector fabril, lo que permitiría alcanzar un pacto general antes de fin de año, aunque abunda el escepticismo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes