México reduce previsión para 2013 y confirma desaceleración en A.Latina

Bogotá ( EFE) México confirmó hoy con sus resultados del primer semestre que vive una desaceleración económica, lo que le llevó inmediatamente a rebajar su previsión de crecimiento para 2013, algo que ya han hecho otros países de la región, incluido Brasil, afectados por la situación en Europa, EE.UU. y China.

Este martes, México, que junto a Chile, Colombia y Perú conforma el prometedor bloque comercial de la Alianza del Pacífico, redujo su pronóstico de crecimiento de 3,1 % a 1,8 % para 2013, tras conocerse que en el primer semestre el producto interno bruto (PIB) creció apenas un 1 %, una ralentización respecto al mismo periodo de 2012, cuando avanzó un 4,4 %.

También Brasil, la principal economía de la región, dijo la semana pasada que, según su Índice de Actividad Económica, el país registró una expansión del 0,89 % en el segundo trimestre, por debajo de la del 1,1 % del primer trimestre.

Pese a este escenario, Guido Mantega, titular del Ministerio de Hacienda, cartera que rebajó en julio su previsión de crecimiento para 2013 del 3,5 % al 3 %, aseguró el viernes pasado que la economía marcha "razonablemente bien".

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que la caída de la demanda mundial y de los precios de las materias primas han afectado de manera especial a países emergentes como Brasil, que pese a todo crecerá por encima del 0,9 % de 2012.

Debido, precisamente, a esa expansión menor de la proyectada en Brasil y en México, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) anunció en julio una reducción del 3,5 al 3 % en su previsión de crecimiento de la región para este año y revisó a la baja las cifras para Colombia (del 4,5 de abril al 4 %), México (de 3,8 a 2,8 %), Brasil (de 3 a 2,5 %) y Chile (del 5 % al 4,6 %).

En este último país, que el lunes informó que su PIB creció un 4,1 % en el segundo trimestre, una cifra por debajo de las expectativas, el banco emisor recortó en medio punto en julio su proyección de crecimiento para este año, a entre un 4 % y un 5 %, sobre la base de que existe una desaceleración más pronunciada que lo esperado.

Las estimaciones de la Cepal señalan también que Paraguay lideraría el crecimiento en 2013, con un alza del 12,5 %, seguido por Panamá (7,5 %), Perú (5,9 %), Bolivia (5,5 %), Nicaragua (5 %) y Chile (4,6 %), en tanto que Argentina crecería un 3,5 %; Brasil, un 2,5 %, y México, un 2,8 %.

En el caso de Perú, la agencia Standard & Poor's (S&P) elevó el lunes las calificaciones de deuda al considerar que el país ha reducido su vulnerabilidad a los choques externos y mejorado su capacidad de crecimiento estable del PIB a largo plazo.

Aunque "estamos viviendo un bache, porque nos ha afectado la crisis, nuestra economía es sólida", señaló hoy el presidente Ollanta Humala, que generó una polémica al afirmar la semana pasada que la crisis económica internacional había llegado al país.

En Colombia, las perspectivas también fueron rebajadas por el banco emisor este mes, del 4,3 % al 4 %, debido a la coyuntura internacional desfavorable que afecta las exportaciones del país.

Cuba también redujo su previsión de crecimiento, que será de entre 2,5 % y 3 % en lugar del 3,6 % calculado inicialmente para 2013, a pesar de que el PIB aumentó en el primer semestre y de los "resultados" que, según el Gobierno, arroja su plan de reformas.

En tanto, en Centroamérica, el Banco Central de Costa Rica, país que no había registrado modificaciones en sus proyecciones, finalmente bajó en julio de 4 % a 3 % su previsión para este año debido a una desaceleración de la producción y a limitaciones internas en la oferta

Lo mismo hizo el Banco Central de Reserva de El Salvador, que rebajó al 1,9 % esa previsión, que el Gobierno ha mantenido en 2,3 %.

Mientras en Guatemala redujo su previsión de crecimiento de entre 3,5 y 3,9 % del PIB a entre 3,2 y 3,6 %; y Nicaragua la ha ubicado en un 4 % a 5 %.

En Panamá, un análisis divulgado hoy por el grupo español BBVA, muestra que la economía de esa nación, aunque está entrando en un proceso de desaceleración gradual, mantendrá un crecimiento del 7,5 % y 7 % en 2013 y 2014, respectivamente, gracias, principalmente, a la inversión pública.

Otras naciones han mantenido su meta de crecimiento, como Venezuela, establecida en 6 %, Uruguay (4 %) y Bolivia (5,5 %).

En contraste, el Banco Central de Paraguay ostenta su previsión para 2013 en 13 %, tras elevarlo en abril desde un 10,5 %, ante las expectativas de una muy buena cosecha y la expansión de la ganadería y la construcción.

La Cepal ha advertido que el crecimiento económico de la región se ha desacelerado respecto a los años previos a la crisis de 2008: si entre 2004 y 2007 se creció a una media del 5,3 %, entre 2011 y 2013 el promedio será del 3,4 %.

Esa ralentización, según el FMI, se enmarca en un contexto externo que presenta riesgos de corto plazo, ante la situación en la eurozona, que acaba de salir de la recesión, y la desaceleración en China, que inciden en las exportaciones de la región.

En ese sentido, el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, ha dicho que percibe el caso chino como un factor crucial para las economías latinoamericanas en general y para la de algunos países en concreto, como Brasil, Perú y Chile, donde es el primer socio comercial.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes