México suspende compra de carnes de 14 estados de EU

WASHINGTON(AP). México suspendió las importaciones de carnes bovina, porcina y aviar de 30 plantas procesadoras estadounidenses, al parecer en protesta por la entrada en vigencia de una ley que obliga a poner en las etiquetas el origen de los productos, según una lista difundida por el Departamento de Agricultura.

La decisión, que involucra a plantas en 14 estados, presionó a la baja los precios a término de las carnes bovina y porcina en la bolsa mercantil de Chicago.

No hubo una explicación formal de la agencia sobre la decisión mexicana. En una lista actualizada el viernes en su página en internet, el Departamento de Agricultura sólo anotó la siguiente frase junto a los nombres de algunas empresas: "No se debe expedir certificado de exportación para los productos de este establecimiento a partir del 23 de diciembre del 2008".

Entre las plantas afectadas figuran Smithfield Packing Inc., de Carolina del Norte, la mayor procesadora de carne de cerdo del mundo.

Otras plantas están ubicadas en Dakota del Sur, Iowa, Nebraska, Pensilvania, Illinois, Indiana, Kansas, Kentucky, Misurí, Oklahoma y Utah, así como seis de Tyson Foods Inc. en Iowa, Texas y Nebraska.

Un portavoz de Tyson Foods dijo que la compañía no recibió una comunicación de alerta de México sobre la prohibición y que se enteró de ésta cuando sus embarques fueron rechazados en la frontera mexicana el miércoles.

Tyson Foods exportó a México en el 2008 más de 800 millones de dólares en carnes, y la suspensión de esas ventas afectaría severamente a la empresa con sede en Springdale, Arkansas, que ya ha tenido problemas debido al alto costo de los productos de alimentos para animales.

Estados Unidos puso en vigencia en octubre una ley que obliga a los productores a poner en las etiquetas el origen de sus productos en respuesta a preocupaciones sobre la seguridad de las importaciones. El 18 de diciembre, México llevó el caso ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), unas dos semanas después de que lo hiciera Canadá. Ambos alegan que la ley estadounidense es una discriminación contra los exportadores de esos países.

Según procedimientos de la OMC, los gobiernos disponen de 60 días para llegar a un arreglo antes de que la organización pueda intervenir nombrando un panel de investigación.

La ley de país de origen dispone la separación de ganado y cerdos de procedencia extranjera en los corrales y plantas estadounidenses. También se requiere de más documentación para los animales de origen foráneo, incluida una certificación de que están libres de la encefalopatía espongiforme bovina, o mal de las vacas locas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes