Michael Bloomberg dona 64 millones de dólares para las energías limpias

El multimillonario estadounidense Michael Bloomberg anunció el miércoles una donación de 64 millones de dólares a organizaciones de protección al ambiente, un día después de que el gobierno de Donald Trump eliminara un plan para acelerar la transición hacia energías limpias.

"La eliminación es un error, pero la verdad es que nosotros ya hacemos grandes avances en limitar la contaminación de carbono por las centrales eléctricas y seguiremos haciéndolo incluso sin el apoyo de Washington", dijo en la capital estadounidense el exalcalde de Nueva York, convertido en enviado especial de la ONU sobre Ciudades y Cambio Climático.

La eliminación del Plan de Energía Limpia (PEL) era una promesa de campaña de Trump, quien ya amenazó con retirarse el Acuerdo de París sobre cambio climático al afirmar que es perjudicial para Estados Unidos.

Ese acuerdo fue firmado por el expresidente Barack Obama junto a otros 195 países para limitar el aumento de la temperatura mundial.

El PEL, firmado por Obama en agosto de 2015, se proponía acelerar la transición energética e imponer a las centrales eléctricas reducciones de 32% de sus emisiones de gases de efecto invernadero para 2030, con relación a los niveles de 2005.

La donación principalmente debe financiar la campaña "Más allá del carbón" lanzada en 2011 por la ONG ambientalista Sierra Club, que empuja el cierre de viejas plantas y financia la transición profesional de antiguos mineros.

El PEL era un plan "asequible, flexible, ahorrativo que habría reducido la contaminación del carbón y otras formas de contaminación del aire, y distribuido beneficios (...) por todo el país", lamentó Michael Brune, director ejecutivo de Sierra club.

"Acabarlo es otro desastre mortal", añadió.

Bloomberg recordó que 259 plantas que funcionan con carbón han cerrado o preparaban su cierre desde 2011, mientras que el número anual de muertes causadas por la contaminación de carbono bajó de 13.00 a cerca de 7.500.

"Los empleos (en la industria del carbón) no volverán", dijo, denunciando las "falsas esperanzas" y las "falsas promesas" de la administración Trump.

El mandatario ha puesto varias veces en duda la realidad del calentamiento global y el rol de la actividad humana en éste, haciendo promesas de relanzar la industria del carbón.

En 2015, este sector generaba 21% de la energía consumida en Estados Unidos y empleaba a 66.000 personas en 2015, según la agencia estadounidense de energía (EIA).

Estados Unidos es el segundo país con más emisiones de gas de efecto invernadero, detrás de China.

cyj/elc/rsr/spc

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes