Ministros de APEC se reúnen para dar impulso a TLC

ETIQUETAS

BIG SKY (AFP). Estados Unidos convocó a los ministros de Comercio del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacifico (APEC) a partir de este jueves para avanzar en el primer tratado de libre intercambio a ambos lados del océano, que incluiría a nueve países.

El Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico (TPP por sus siglas en ingles) está siendo negociado desde 2009 por Estados Unidos, Australia, Brunei, Chile, Malasia, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

Para Estados Unidos supone un mercado de cerca de 81.000 millones de dólares con ocho socios comerciales cuyo ritmo de crecimiento no desfallece.

Para Perú y Chile es un nuevo desafío negociador cuando apenas se acaba de firmar, el 28 de abril en Lima, una Alianza del Pacifico con México y Colombia para abrir a su vez sus respectivos mercados.

El TPP es "la plataforma más importante para la integración económica regional en Asia y el Pacifico", según Demetrios Marantis, vicerrepresentante de Comercio estadounidense, que a principios de mayo mantuvo una reunión con los embajadores de esos ocho países en Washington.

Las economías del TPP han celebrado seis rondas negociadoras hasta el momento. La próxima es en junio en Vietnam.

Pero la cita a partir de este jueves en Big Sky (Montana, noroeste) será una oportunidad de avanzar hacia el objetivo de cerrar negociaciones en noviembre en la cumbre de la APEC en Hawai, reconocieron Marantis y los embajadores.

La APEC engloba a 21 economías de Asia y el Pacifico, desde China hasta Estados Unidos, la mitad del comercio del planeta, pero solamente nueve de sus miembros han decidido avanzar en el TPP.

Este ambicioso acuerdo supone el primer intento de derribar barreras en todos los sectores simultáneamente, al mismo tiempo que se protegen derechos de propiedad intelectual y laborales, los dos grandes objetivos de Washington desde que el presidente Barack Obama llegó al poder.

El gobierno Obama se debate aún con la oposición republicana para aprobar tres tratados de libre comercio (TLC), con Colombia, Corea del Sur y Panamá, pendientes desde hace un lustro.

Mientras tanto, el número de TLC dentro de la región asiática ha pasado de seis a más de 70 en los últimos 15 años.

El objetivo del gobierno Obama, inspirado por la Cámara de Comercio estadounidense, es duplicar su volumen de exportaciones en cinco anos, hasta 2014.

Pero las tensiones internas con sus aliados sindicales dificultan la agenda comercial del Representante de Comercio, Ron Kirk, que estará presente en Big Sky.

El jefe negociador estadounidense tuvo que reconocer esta semana que los tres TLC pendientes no pueden avanzar si antes los republicanos no acuerdan renovar un programa de ayuda a los trabajadores estadounidenses afectados por el libre comercio, en vigor desde 1963.

Demócratas y republicanos usan cifras para atacar o defender esos TLC que poco tienen que ver con el impacto real del libre comercio, explicó a la AFP Michael Moore, profesor de Economia de la universidad George Washington.

La aprobacion de los TLC con Colombia y Corea del Sur crearía más de 70,000 puestos de trabajo, arguyen la Cámara de Comercio y el gobierno de Obama.

"Pero en una economía como la estadounidense, que crea y destruye millones de empleos al año, ese beneficio es mínimo", explicó.

"La decisión última de aprobar un TLC es comercial y política" considera este experto.

El TPP es en ese sentido una oportunidad para Estados Unidos de contrarrestar el enorme peso que esta adquiriendo la presencia china a ambas orillas del Pacifico.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes