Ministros del G8 examinan las causas del petróleo caro

OSAKA, Japón (AFP). Los ministros de Finanzas de los países industrializados del G8 se reúnen este viernes en Osaka, Japón, para analizar durante dos días las causas de la explosión de las cotizaciones de petróleo y la volatilidad de los tipos de cambio, que amenazan sus economías.

El G8 Finanzas de Osaka comenzará oficialmente con una cena de trabajo, y el sábado tendrá lugar la reunión de los ministros de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Japón y Rusia.

El barril de petróleo rozó el umbral de los 140 dólares la semana pasada, y la inflación resultante amenaza la recuperación de una economía mundial aún afectada por la debacle financiera generada por los créditos inmobiliarios de riesgo en Estados Unidos, conocidos como "subprime".

"Tenemos buenas razones para pensar que la mayor parte de la crisis financiera quedó atrás, pero es demasiado pronto para decirlo", declaró el viernes el director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, también invitado a la ministerial del G8.

Esperamos "un crecimiento débil durante varios trimestres sucesivos" en los países industrializados, afirmó, y consideró que no habrá "un verdadero arranque (de la economía) hasta 2009".

La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, deseó que el G8 explore las causas de la "volatilidad errática" de las cotizaciones de petróleo, y deploró la ausencia de una explicación clara al fenómeno.

"Necesitamos informaciones tangibles sobre las reservas, los stocks, el funcionamiento de los mercados, las capacidades de producción y de refinación", dijo Lagarde, que reclamó al FMI investigar el tema.

El G8 llamó varias veces a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a aumentar su producción para enfriar los precios, pero hasta ahora el cartel ha hecho oídos sordos al reclamo.

Según una fuente del G8, el comunicado final de la reunión de Osaka contendría un nuevo mensaje destinado a la OPEP.

"Habrá probablemente un mensaje a los países productores sobre lo que hay que hacer para aflojar la tensión de la oferta a mediano plazo. Es decir que hay que invertir en las capacidades de producción y, a corto plazo, utilizar las capacidades de producción existentes" al máximo, explicó esta fuente.

La OPEP afirma que la principal causa de la disparada de los precios es la especulación, algo negado por Estados Unidos, que responsabiliza exclusivamente la falta de producción. Esta opinión, no obstante, no es unánime en el G8.

"La gallina que canta es la que ha puesto el huevo", filosofó el ministro de Finanzas italiano, Giulio Tremonti, retomando un proverbio de su país para sugerir que los mercados estadounidenses están en el corazón del problema de la especulación petrolera.

Aunque no figura en el menú oficial del G8 Finanzas, la cuestión de los tipos de cambio ocuparía un papel central en las discusiones. Estados Unidos multiplica actualmente las declaraciones a favor de una apreciación del dólar frente a las otras divisas.

"La defensa del dólar se ha tornado una cuestión urgente", estimó el viernes el ministro japonés de Servicios Financieros, Yoshimi Watanabe.

"Tengo la impresión de que hay un lazo muy estrecho entre la inestabilidad en los mercados financieros, la relación euro-dólar y el alza de los precios del petróleo", declaró por su lado Lagarde.

Los responsables del G8 temen que la disparada de la inflación de estos últimos meses lleve a sus bancos centrales a aumentar las tasas de interés, lo cual podría comprometer aún más el crecimiento.

Japón, que preside este año el G8, invitó a responsables de seis países no miembros del club (Sudáfrica, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, Tailandia), así como al director de la Agencia Internacional de Energía (AIE), a sumarse a los ministros en una cena y un desayuno.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes