Mnuchin sugiere que no entregaría impuestos de Trump

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, intimó el jueves que protegerá la privacidad del presidente Donald Trump en caso que legisladores demócratas le soliciten las declaraciones de impuestos del mandatario.

En una interpelación ante la Comisión de Recursos y Arbitrios de la Cámara de Representantes, se le preguntó a Mnuchin si accedería al pedido de las declaraciones fiscales del presidente que posiblemente realizará en los próximos días el titular del panel, el demócrata Richard Neal.

Mnuchin respondió que “examinaremos la solicitud y cumpliremos con la ley... y protegeremos al presidente como protegeríamos a cualquier contribuyente" en cuanto a su derecho a la privacidad.

Neal es uno de tres funcionarios del legislativo autorizados bajo una ley poco usada de 1924 a pedir por escrito las declaraciones de impuestos de cualquier persona al secretario del Tesoro. La ley dice que éste “entregará” el material solicitado a miembros de la comisión para su examen a puertas cerradas. Pero Mnuchin no dijo concretamente que lo entregaría.

La medida sin precedentes probablemente dará lugar a una tremenda batalla legal entre el gobierno de Trump y los demócratas que controlan la cámara. Podría durar años, incluso hasta más allá de la elección presidencial de 2020.

Neal podría solicitar los documentos la próxima semana. “Esto ya sucede, ya viene, así que prepárese”, dijo el representante Bill Pascrell a Mnuchin en la audiencia.

Los demócratas dicen que el examen de los documentos fiscales de Trump cae bajo su mandato de ejercer la supervisión legislativa; los republicanos los acusan de usar los poderes de la ley impositiva para una cacería de brujas política. Al invocar el derecho a la privacidad y la confidencialidad de los documentos fiscales, los republicanos insinúan que los demócratas filtrarían los documentos de Trump para que fueran públicos.

El abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, ha insinuado que les resultará difícil a los demócratas demostrar que su pedido responde a la aplicación legítima de la supervisión legislativa y no se trata de una búsqueda del tesoro política.

Se preguntó a Mnuchin había intervenido de alguna manera o le había pedido que hiciera caso omiso al pedido de las declaraciones de impuestos. “En absoluto”, dijo Mnuchin, y añadió que no ha hablado del asunto con personal de la Casa Blanca ni con los abogados del presidente.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes