Monto de remesas de latinoamericanos se mantiene

WASHINGTON (AP). La mitad de los latinoamericanos que viven en Estados Unidos envía dinero de manera regular a sus familiares en sus países de origen, y si bien los remitentes son bastante menos que en el 2006, el monto total de dinero se mantuvo casi sin cambios, de acuerdo con una encuesta difundida el miércoles por el Banco Interamericano de Desarrollo.

Así, el crecimiento de las remesas a Latinoamérica se desaceleró y sólo registró un incremento del 1% desde agosto del 2006. El BID estima que la cantidad de personas que envían dinero a sus países podría descender un 25% en el 2008, "impactando negativamente el estándar de vida de millones de familias en la región".

El 50% de las personas que respondió la encuesta del 2008 dijo que enviaba dinero de manera regular a sus familias en Latinoamérica, mientras que en el 2006 lo hacía el 73%, indicó la Encuesta de Inmigrantes Latinoamericanos en Estados Unidos del 2008.

Para este año, se estima que el monto total de dinero enviado a Latinoamérica ascienda a 45.900 millones de dólares, 500 millones más que los 45.400 millones del 2006 y casi el mismo monto que en el 2007, de acuerdo con el BID.

Al parecer existen dos razones que explican los cambios en el flujo de las remesas: el efecto de la desaceleración económica de Estados Unidos en sectores que emplean a una gran proporción de los inmigrantes latinoamericanos, como el de los servicios y la construcción; y el clima que se ha producido en los últimos dos años con respecto a la inmigración, indicó el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del BID en un informe sobre los resultados de la encuesta.

A menos que se revierta la disminución en la cantidad de personas que mandan dinero a su país, advirtió el informe, "al menos dos millones de familias latinoamericanas, principalmente en México, caerán debajo de la línea de pobreza, y más emigrantes saldrán de sus países".

Entre los países y regiones que se beneficiaron con el dinero enviado por sus ciudadanos desde Estados Unidos, México recibió 24.700 millones de dólares, Centroamérica 10.700 millones, Sudamérica 8.300 millones y República Dominicana 2.200 millones.

La encuesta del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del BID fue realizada entre 5.000 inmigrantes latinoamericanos adultos entre el 9 y el 23 de febrero de este año y tiene un margen de error de 1,4 puntos porcentuales. Cuba, Haití y los países del Caribe de habla inglesa no fueron incluidos.

En promedio, los inmigrantes envían unos 325 dólares a sus familiares unas 15 veces al año, es decir más de una vez al mes. Una minoría del 7% llega a mandar 500 dólares o más por vez, mientras que la mitad envía entre 200 dólares o menos, señaló el sondeo.

Uno de los efectos de la crisis económica que afecta a Estados Unidos ha sido la dificultad de los inmigrantes latinoamericanos en conseguir un trabajo.

Para la gran mayoría, el 81%, ahora es más difícil obtener un trabajo bien pago que hace un año, mientras que para el 9% es más fácil. El restante 10% no respondió.

Por otra parte, el 68% de los entrevistados dijo que la discriminación representa un problema importante, un fuerte contraste con lo que mostró la encuesta del 2001. En ese momento, sólo el 37% consideró que la discriminación era una dificultad grave, y el 46% respondió que no la consideraba un problema (ahora sólo el 19%).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes