Morales y estatal YPFB buscarán inversión petrolera

LA PAZ (AP). El presidente Evo Morales y autoridades de la empresa estatal YPFB se reunirán la próxima semana con el fin de buscar un financiamiento para un fondo de incentivo a las empresas petroleras que exploren e inviertan en las áreas petrolíferas en Bolivia, informó el domingo el vicepresidente Alvaro García.

En una entrevista con el canal estatal, García explicó que la medida que él anunció el 26 de diciembre de incrementar los precios a los carburantes daba un respiro a los bolivianos y permitía invertir en la producción de petróleo. Sin embargo, después de que Morales decidió anularla y el estado vuelve a subvencionar los carburantes, deben pensar en como conseguir el dinero de "incentivo a las petroleras", agregó García.

"El precio del petróleo se mantiene en 27 dólares (el barril) en Bolivia y afuera está en 90, producir en Bolivia el petróleo es casi 58 a 60 dólares (el barril) y si se quiere producir aquí, alguien tiene que subvencionar, lo va hacer el estado. ¡Qué más (se) puede hacer!", indicó.

"Por eso el presidente (Morales) ha convocado una reunión con YPFB para ver de donde sacamos la plata para incentivar la producción de petróleo. Ni modo... el pueblo nos ha dicho eso, vamos a incentivar la producción de petróleo aunque tengamos que seguir subvencionando, no sé de donde vamos a sacar la platita pero hay que incentivarla porque más producimos en Bolivia menos importamos de afuera", añadió.

El presidente de YPFB, Carlos Villegas, la pasada semana reconoció que la baja producción de los últimos cinco años de petróleo en el país trajo un "declive" por lo que se optó por importar los carburantes de otros países para subvencionarlo en el país. Después invitó a las empresas petroleras a invertir en Bolivia.

"Hay que ofrecerles un mejor precio a las petroleras, que les haga atractivo venir a trabajar en Bolivia, tiene que haber una ley de hidrocarburos, ojalá terminemos en este año", explicó García.

Pero el gobierno mediante un decreto decidió subir en un 73%, 83% y 99% la gasolina, el diesel y el jet fuel, respectivamente, medida a la que se la denominó popularmente "gazolinazo", y que trajo protestas de distintos sectores.

La medida también se la justificó que se debía para evitar el contrabando de los carburantes a los países fronterizos con Bolivia.

Morales nacionalizó los hidrocarburos en 2006 con la promesa de industrializarlos, pero la producción de gasolina, diesel y gas doméstico continuó su descenso y como consecuencia aumentó la importación de los mismos que el gobierno vendía al mercado local a precio subvencionado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes