B. Mundial reabre créditos al nuevo gobierno de Honduras

TEGUCIGALPA (AFP). El Banco Mundial anunció la reapertura de los créditos por unos 390 millones de dólares al nuevo gobierno de Honduras, que camina hacia el cumplimiento de los acuerdos para la reconciliación tras el término del régimen de facto que gobernó luego del golpe de Estado de 2009.

"Para el Banco Mundial es muy importante decir que estamos presentes para continuar apoyando a los hondureños y las hondureñas, especialmente de aquellos grupos más vulnerables de la sociedad", declaró en Tegucigalpa el director gerente del Banco, Juan José Daboub.

El funcionario se reunió la noche del miércoles con el presidente Porfirio Lobo, quien asumió el poder el 27 de enero con el país en "bancarrota", según admitió, luego de siete meses de crisis política tras el golpe de Estado del 28 de junio pasado.

Los organismos financieros internacionales, como el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), suspendieron los créditos a Honduras tras el golpe contra el entonces presidente Manuel Zelaya.

Sin embargo, el 21 de enero el BCIE anunció la "normalización" de las relaciones con Tegucigalpa, seis días antes del término del régimen de facto de Roberto Micheletti y el inicio del mandato del conservador Lobo, quien ganó las elecciones del 29 de noviembre.

Daboub, que cumple una visita a Honduras junto con la directora para Centroamérica del Banco Mundial, Laura Frigenti, confirmó que en la cita con Lobo hablaron sobre "17 proyectos que están en marcha" en los que "hay cerca de 270 millones de dólares" comprometidos.

"Además he compartido con el presidente y con miembros del Gabinete Económico que hay unos 120 millones de dólares frescos disponibles para las prioridades que nos señale el gobierno", con lo que los fondos a desembolsar por el Banco serían unos 390 millones dólares.

La inyección de fondos al país deriva de los esfuerzos del nuevo gobierno para la normalización y la reconciliación del país, mediante la instrumentación del Acuerdo San José/Tegucigalpa firmado por las delegaciones de Micheletti y Zelaya, y la Declaración de República Dominicana suscrita por Lobo y el presidente dominicano Leonel Fernández.

Lobo formó un gobierno de "integración" con miembros de los cinco partidos que participaron en las elecciones e impulsa la formación de la Comisión de la Verdad que estudie lo acontecido antes y después del 28 de junio.

El miércoles el coordinador del grupo encargado de echar a andar la Comisión de la Verdad, el ex vicepresidente guatemalteco Eduardo Stein, anunció que el 25 de febrero será instalado este comité.

En tanto, la Declaración de República Dominicana permitió a Zelaya abandonar la embajada de Brasil, donde permaneció refugiado durante más de cuatro meses luego de volver subrepticiamente a Honduras, de donde fue expulsado por los militares el día del golpe.

Lobo también busca la reincorporación de Honduras a la Organización de Estados Americanos, de la que fue marginada el 4 de julio de 2009.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes