Nuevas incertidumbres para la CAN tras cumbre en Ecuador

Ecuador (AP). Los presidentes de Ecuador, Perú y Bolivia, en una cumbre "relámpago", ratificaron, hoy martes, sus discrepancias respecto de las visiones sobre el libre comercio y acordaron convocar a una reunión "urgente" con la Unión Europea para definir si las negociaciones con la CAN pueden continuar en bloque o por separado.

La cita se desarrolló en medio de críticas del mandatario ecuatoriano Rafael Correa a la "preocupante" posición del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, sobre el libre comercio que busca Europa con la región andina.

"Esas negociaciones están paralizadas por desacuerdos al interior de la subregión. Creo que para nadie es un secreto que no estamos en el mejor momento de la integración andina", afirmó Correa en una rueda de prensa al terminar el encuentro con sus colegas Alan García, de Perú, y Evo Morales, de Bolivia.

Los presidentes se reunieron en la ciudad portuaria de Guayaquil, 270 kilómetros al suroeste de Quito, menos de dos horas, y las comitivas de Perú y Bolivia dijeron que debían regresar lo antes posible para atender problemas coyunturales en sus países, por lo que las declaraciones que estaban planificadas fueron suspendidas.

El mandatario ecuatoriano, como presidente pro témpore de la Comunidad Andina Naciones (CAN), anunció que tratarán de realizar una cumbre CAN-Unión Europea "lo más pronto posible porque necesitamos ya tomar definiciones: si seguimos negociando en bloque, con esas condiciones de un acuerdo (comercial) flexible, o sencillamente si se van a negociaciones bilaterales".

"Hay dos países que tiene sus relaciones diplomáticas rotas (Ecuador y Colombia) ... hay dos países (Colombia y Perú) que han firmado un tratado de libre comercio con Estados Unidos y su posición inicial de negociación con la Unión Europea es totalmente distinta que Bolivia y Ecuador, países que no firmaron" ese acuerdo, admitió Correa.

La propuesta andina será que los representantes de la CAN y de la Unión Europea se reúnan durante la Cumbre Iberoamericana que se desarrollará en San Salvador entre el 29 y 31 de octubre para "tomar decisiones" sobre el futuro de las negociaciones.

Correa consideró que la cumbre fue "bastante positiva" por el hecho de ratificar que existe la "voluntad política" de fortalecer la integración amenazada por la crisis interna del bloque y aunque dijo inicialmente que se buscaba "relanzar" las negociaciones con la Unión Europea no se logró concretar un relanzamiento oficial sino el planteamiento de una negociación con nuevas condiciones.

El gobernante ecuatoriano explicó que la propuesta de los andinos será que la negociación con la Unión Europea avance en bloque con la condición de que exista "flexibilidad" para que Ecuador y Bolivia no se adhieran a aspectos comerciales con los que estén en desacuerdo.

Detalló que "no estamos de acuerdo" en temas como reducir aranceles, el tratamiento de inversiones extranjeras y los derechos de propiedad intelectual.

Las diferencias se agudizaron recientemente cuando Colombia y Perú solicitaron negociar por separado con los europeos ante la resistencia de Ecuador y Bolivia.

El presidente ecuatoriano inició la cumbre criticando la respuesta que dio a Colombia y Perú, el presidente de la Comisión Europea.

"La contestación del señor presidentes de la Unión Europea es preocupante porque está definiendo la clase de acuerdo comercial al que supuestamente se tiene que llegar", aseguró Correa.

Agregó que la UE parece definir "...básicamente, un tratado de libre comercio, cuando se suponía que el acuerdo que estábamos negociando con la Unión Europea era de diferente naturaleza, obviamente tiene el pilar comercial, pero también tiene el pilar político y de desarrollo (y) se trataba de lograr un comercio justo no necesariamente íbamos a un tratado de libre comercio", agregó.

Para la CAN, la Unión Europea es el segundo mercado de exportación después de Estados Unidos y es el tercer mercado de importación después de Estados Unidos y el Mercosur. El intercambio comercial entre la UE y el bloque andino creció 100% entre el año 2000 y 2006 y supera los 15,000 millones de dólares.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes