Nuevo repunte del desempleo en Estados Unidos

WASHINGTON ( AP). El número de personas que por primera vez solicitaron ayuda federal por desempleo en Estados Unidos aumentó más de lo esperado la semana pasada debido en parte a despidos en el sector automotor, mientras la cifra total de las pedidos impuso una marca máxima por 15ª semana consecutiva.

El Departamento del Trabajo informó hoy jueves que la cantidad de solicitudes nuevas, tras ajustes estacionales, subieron a 637,000 respecto a la cifra definitiva de las 605,000 de la semana anterior. El dato rebasa las 610,000 esperadas por los analistas.

Las peticiones de ayuda habían disminuido en cuatro de las cinco semanas anteriores y suscitado la esperanza de que la oleada de despidos anticipada a principios de año había alcanzado su tope y que la recesión estaba cerca de tocar fondo.

Un analista del departamento atribuyó el grueso del incremento a los ceses en la industria automotriz.

De acuerdo con los economistas, Chrysler LLC ha despedido a 27,000 trabajadores desde que se declaró en bancarrota el 30 de abril. General Motors Corp. ha anunciado el cierre temporal de 13 plantas entre finales de mes y de julio, que podría afectar a 25,000 trabajadores.

En otro indicio de los problemas en el mercado laboral, la cantidad de personas que siguen recibiendo asistencia por desempleo aumentó de 6,36 a 6,56 millones, el cual estableció un récord por 15ª semana consecutiva y superó los cálculos de los analistas.

El dato de las solicitudes en curso es divulgado una semana después de las peticiones por primera vez.

No obstante, numerosos economistas esperan que se revierta la tendencia del desempleo una vez que pase el impacto de los despidos en el sector automotor.

Por otra parte, el Departamento del Trabajo informó el jueves que los precios al mayoreo aumentaron 0,3% el mes pasado, por encima del 0,1 estimado por economistas. El precio de los energéticos tuvo su segunda reducción mensual, la cual fue compensada por la mayor carestía de los alimentos en más de un año.

Incluso con el incremento del mes pasado que superó las expectativas, los precios mayoristas en el último año han bajado 3,7%, su reducción más pronunciada en 12 meses desde 1950.

Aunque la disminución de los precios al mayoreo conlleva el temor de una deflación, los economistas consideran que las acciones de la Reserva Federal para enfrentar la recesión impedirán riesgos con los precios bajos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes