OEA lanza plan para reducir pobreza en América

NUEVA YORK (AP). Tras el golpe que infligió la crisis financiera global, la OEA lanzó hoy martes un plan para reducir la pobreza en el continente americano mediante la colaboración entre gobiernos y entidades de ambos hemisferios, llamado Red Interamericana de Protección Social.

El plan se inspira en iniciativas promulgadas en distintos países, como el programa mexicano "Oportunidades/Vivir Mejor" o el chileno "Chile Solidario".

La iniciativa buscará contribuir a que las personas puedan satisfacer sus necesidades básicas y facilitarles oportunidades para el futuro.

El plan, que se espera opere plenamente a principios de 2010, busca intercambiar ideas y experiencias entre dependencias gubernamentales para brindar soluciones reales a la desigualdad social.

"Ya es hora de enfrentarnos a este cometido", dijo el secretario de la Organización de los Estados Americanos, José Miguel Insulza, durante una presentación conjunta con la presidenta chilena Michelle Bachelet y la secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton.

La iniciativa _anunciada en una sala del hotel Westin de Times Square, en Nueva York _ pretende promover alternativas efectivas para expandir el acceso a la alimentación, salud, educación, vivienda y empleo.

"Tenemos un número desproporcionado de gente pobre y la mayor brecha entre gente pobre y rica", dijo Clinton, refiriéndose al continente americano. "Esta es una oportunidad para aprender entre nosotros e intercambiar ideas".

Clinton mencionó que el plan adoptará también mecanismos como las transferencias de efectivo: programas que ofrecen apoyo financiero a familias de pocos recursos con la condición de que los niños y niñas acudan a la escuela o vayan al médico.

Clinton citó cifras del Banco Mundial que aseguran que los programas de transferencia de efectivo han reducido las tasas de pobreza en un 8% en Ecuador y México. La secretaria de Estado también describió los programas de desarrollo social chilenos como un ejemplo a seguir.

Bachelet dijo que en 2008 unos 184 millones de personas vivían en la pobreza en Latinoamérica y 13,2 millones en la indigencia.

"Es más barato invertir en la desnutrición que sufrir sus consecuencias", dijo Bachelet, que advirtió sobre los peligros de bajar la guardia ante la crisis financiera global.

"La pobreza y la desigualdad aumentan la desconfianza en el sector político", añadió.

La OEA dijo que entre 2003 y 2008 los niveles de pobreza en América Latina descendieron de 44% a 33%. A pesar de ello, unos 70 millones de personas en la región pasan hambre en la actualidad.

"Trataremos de cumplir con los objetivos del milenio de la ONU", dijo Insulza. "Tenemos que empujar más a nuestros países para lograr resultados", agregó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada