La ONU pide revisión de subsidios a biocombustibles

Roma(AP). Una agencia de las Naciones Unidas reclamó, hoy martes, una revisión urgente de los subsidios y barreras comerciales a la agricultura y los biocombustibles, aduciendo que su remoción daría más oportunidad a los países en desarrollo para aprovechar la creciente demanda de los biocombustibles.

La Organización de Alimentos y Agricultura (FAO por sus siglas en inglés) dijo en un reciente informe que mantener las barreras comerciales podría prolongar y profundizar la crisis alimenticia.

"Las políticas actuales tienden a favorecer a los productores en algunos países desarrollados por sobre los productores en la mayoría de los países en desarrollo", dijo el director general de la FAO, Jacques Diouf. "El desafío consiste en reducir o manejar los riesgos compartiendo a la vez más ampliamente las oportunidades".

La creciente demanda de biocombustibles, que se elaboran con cultivos como la caña de azúcar y el maíz, contribuirán a aumentos en los precios de los alimentos, pero también pueden promover el desarrollo rural en los países pobres, siempre y cuando los pequeños agricultores tengan acceso a los mercados y reciban apoyo para aumentar su producción.

La agencia con sede en Roma también dijo en su informe anual que los biocombustibles, aunque no dañinos al ambiente, no contribuirán necesariamente en la medida prevista a la reducción de las emisiones contaminantes.

Su impacto depende de dónde y cómo se producen y transportan al mercado, agregó.

Diouf dijo que debería intensificarse la transición a los biocombustibles de la segunda generación, que prometen reducir las emisiones de gases. Esos biocombustibles que usan madera, césped y residuos forestales y de cultivos, se están desarrollando pero no están comercialmente disponibles.

La ONU ha solicitado a la comunidad internacional la formulación de pautas para asegurarse de que los cultivos de biocombustibles no compitan con los alimenticios ni estimulen la deforestación.

La producción de biocombustibles basada en las materias primas agrícolas, que se triplicó con creces entre el 2000 y el 2007, abarca casi el 2% del consumo mundial de combustibles de transporte, dijo la agencia. Si bien se proyecta que el aumento continuará, la contribución de biocombustibles líquidos _mayormente etanol y biodisel_ para el transporte de energía seguirá limitado, agregó.

Diouf dijo que era prematuro como para evaluar el impacto de la actual crisis financiera en los países en desarrollo y las agencias humanitarias, pero manifestó "gran preocupación" de que una recesión modifique las prioridades de los gobiernos en cuanto a la ayuda alimenticia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes