Obama, Congreso y el Tesoro dan pasos por reactivación eco

WASHINGTON (AP). Después de marchas y contramarchas, la Casa Blanca y el Congreso tomaron hoy martes caminos paralelos hacia una nueva ronda de fuertes medidas de intervención en la economía estadounidense, para tratar de frenar una recesión que según el presidente Barack Obama ha crecido tanto que se ha convertido en "una crisis de lleno".

El Departamento del Tesoro planea anunciar el martes más tarde un plan renovado de rescate bancario, que requeriría un papel más activo de parte de inversionistas privados. Adicionalmente, el pleno del Senado somete a votación una iniciativa de ley de estímulo de 838,000 millones de dólares que el lunes fue aprobada por una comisión de la cámara alta.

"Es lo correcto por hacer aunque sé que es caro", dijo Obama sobre la legislación, que cuenta con poco apoyo republicano en ambas cámaras del Congreso. Durante su primera conferencia de prensa en la Casa Blanca el lunes, buscó recabar más apoyo de la ciudadanía para que la iniciativa sea aprobada rápidamente.

El Departamento del Tesoro, entretanto, estaba listo para anunciar cómo gastará los restantes 350,000 millones de dólares del programa de rescate financiero de 700,000 millones de dólares iniciado a fines del año pasado por el gobierno de George W. Bush. El plan prevé que los grandes inversionistas compren a los bancos más de 1,000 millones de activos con problemas, según miembros del Congreso que fueron informados del plan por autoridades del Tesoro el lunes por la noche.

Obama aseguró que su plan renovado para el rescate de los bancos permitirá "restaurar la confianza del mercado".

"La crisis de crédito es real y no ha terminado", agregó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes