Obama busca apoyo del G20 para reparar la economía mundial

WASHINGTON (AP). El presidente Barack Obama ha dicho que está dispuesto a combatir la actitud de arriesgarse de forma imprudente que sumió la economía mundial en la peor crisis financiera desde la década de 1930 y que también busca que otras naciones promuevan un crecimiento más equilibrado.

El presidente estadounidense ya está recibiendo el apoyo de otros colegas, pero persisten diferencias significativas, mientras Obama se apresta a recibir el jueves y viernes en Pittsburgh al Grupo de los 20, que congrega a las principales economías mundiales.

Además de promover la agenda estadounidense, Obama seguramente enfrentará preguntas difíciles de otros países del G20 sobre si su gobierno puede desarrollar un plan factible para frenar un enorme déficit presupuestario que la Casa Blanca proyecta ascenderá este año a 1,548 billones de dólares y que totalizará 9 billones de dólares a lo largo de la próxima década.

Como parte de un esfuerzo para convencer al mundo que se propone controlar seriamente el déficit presupuestario, Obama promueve un plan que requeriría a Estados Unidos y otros países hacer cambios profundos en la manera de manejar sus déficits.

El objetivo consiste en prevenir los desequilibrios desestabilizadores representados por los enormes déficits presupuestario y comercial de Estados Unidos y los enormes superávits comerciales en países como China.

La iniciativa de Obama requeriría a las naciones con déficits comerciales crónicos, como Estados Unidos, aumentar sus tasas de ahorro para consumir menos importaciones y a países con superávits comerciales como China hacer que sus consumidores gasten más y dependan menos del crecimiento basado en las exportaciones.

"No podemos regresar a una época en que los chinos o los alemanes u otros países nos venden de todo, en la que nos abultamos de deudas de tarjetas de crédito o hipotecas, mientras no les estamos vendiendo nada", dijo Obama en una entrevista con CNN el domingo.

La tasa personal de ahorro de los estadounidenses ha estado subiendo durante la recesión actual a medida que las familias reducen los gastos y tratan de reponerse, pero el problema es que el déficit presupuestario nacional, un barómetro del ahorro nacional general, ha estado aumentando, alarmando a países como China, el mayor poseedor de la deuda del gobierno estadounidense.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes