Obama apoya TLC con Colombia, no hay plazo para aprobar

WASHINGTON (AP). El presidente Barack Obama dijo hoy lunes que desea completar la aprobación del tratado de libre comercio con Colombia, pero no tiene un calendario debido a que el proceso está sujeto a la voluntad del Congreso.

En el Capitolio aún hay resistencia al TLC bajo el alegato de que es necesario que el presidente Alvaro Uribe haga mayores avances en el respeto a los derechos humanos.

"Yo creo que el peso de la carga no se asienta solamente sobre Colombia", dijo Obama al lado de Uribe en la Casa Blanca. "Colombia ha hecho bastante de un gran trabajo".

Obama dijo que abordó aspectos del acuerdo en su reunión con Uribe y que instruyó nuevamente a su representante comercial Ron Kirk a contactar al equipo del mandatario sudamericano en busca de concluir el acuerdo.

"El proceso involucra dificultades obvias y todavía hay trabajo pendiente", afirmó. "Pero confío en que al final podamos llegar a un acuerdo que sea bueno para el pueblo de Colombia y bueno para el pueblo de Estados Unidos".

Indicó que "he elogiado al presidente Uribe por los progresos que ha hecho en el respeto a los derechos humanos en Colombia y la atención a las muertes de los sindicalistas en el país".

"Obviamente, hemos visto una tendencia a la baja en esas muertes, y hemos visto mejoras en el seguimiento judicial de quienes cometen esos crasos delitos contra los derechos humanos", agregó.

Obama habló en dos oportunidades sobre el tratado al comparecer al lado de Uribe en la Oficina Oval. La primera cuando dio detalles de los temas abordados y la segunda como respuesta a la pregunta de un reportero.

Según Obama, Uribe coincidió en que todavía hay "más trabajo pendiente y que esperamos cooperar con él para continuar mejorando"."He observado una preocupación especial de ambos partidos (en Estados Unidos) de que el tema de los derechos humanos en Colombia sea resuelto", dijo.

Indicó que el presidente colombiano está interesado en resolver esos temas y "creo que se ha progresado".

"Pienso que eso debe dar forma al debate sobre esos puntos en el Congreso", agregó.

La mayor preocupación de los congresistas se refiere a la seguridad de los dirigentes laborales en Colombia. Pero el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la cámara baja, Charles Rangel, también ha dicho que el tratado no avanzaría en el Congreso a menos que Obama interviniera personalmente.

La Confederación Internacional Sindical de Comercio (International Trade Union Confederation) dijo en un informe este mes que Colombia sigue siendo el país más letal para los sindicalistas, con 49 asesinatos el año pasado, un incremento de 39 registrados en el 2007, pero menor de los 78 del 2006.

Obama ya había expresado su interés en el tratado colombiano cuando estuvo en Trinidad y Tobago para la Cumbre de las Américas en abril. Allí instruyó a Kirk para iniciar contactos con Uribe.

Uribe se reunió justamente con Kirk antes de su encuentro con Obama y luego lo hizo con el secretario de Comercio, Gary Locke, para tratar el mismo tema. Cuando llegaba a la Casa Blanca unas 30 personas protestaron por el acuerdo comercial, al afirmar que el proceso no debería seguir adelante mientras subsistan los problemas con los derechos humanos en Colombia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes