Obama insiste en reducir más los impuestos de nómina

MANCHESTER, Nueva Hampshire, EEUU ( AP). El presidente Barack Obama exhortó el martes a los legisladores republicanos en el Congreso a que apoyen un recorte del impuesto sobre la nómina salarial la semana próxima y respeten su propia promesa de no incrementar los impuestos.

Obama trató de desplazar del centro de la escena a los aspirantes republicanos y sus mensajes en su contra, a la vez que ocuparse de un estado que se prevé será arduamente disputado en las elecciones del año próximo.

Durante su discurso en una escuela de enseñanza superior en Manchester, el presidente sostuvo que si no se prolongan las exenciones fiscales, resultarán perjudicadas las familias de clase media aquejadas ya por una economía debilitada.

" No sean aguafiestas. No voten para elevar los impuestos a los estadounidenses trabajadores durante los festejos navideños", dijo Obama.

Empero, si los republicanos están en la mira de Obama, el mandatario también lo está en la suya.

El aspirante a la postulación presidencial por el Partido Republicano, Mitt Romney, difundió su primer anuncio de televisión en este estado, en el que critica la historial económico de Obama. Pagó además anuncios de prensa en Nueva Hampshire indicando a Obama que " seré brutalmente franco. Su política ha fracasado".

El viaje del presidente al estado con la primera votación primaria tiene lugar tras el colapso de las negociaciones de una comisión especial bipartidista para reducir el déficit presupuestario y el gasto público, por un total de 1,2 billones. Los demócratas habían confiado ligar esa extensión, así como la renovación de las subvenciones a los parados de larga duración, en el acuerdo entre demócratas y republicanos.

La Casa Blanca defenderá de forma separada la prolongación de una reducción en las exenciones que beneficiará a empresas y particulares antes de que expire a fines de año, culpando a los republicanos si no lo logra.

La Casa Blanca dijo que una familia de clase media que gane 50,000 dólares anuales verá aumentar sus impuestos en 1,000 dólares de no ser prolongadas las exenciones fiscales a las nóminas.

Los republicanos no son totalmente contrarios a la extensión. De hecho, enviaron una carta a la Casa Blanca en septiembre indicando que la prolongación de las exenciones fiscales a las nóminas es uno de los elementos en el nuevo plan de estímulo por 447,000 millones de dólares es uno de los puntos que podrían concordar.

Algunos republicanos temen que la reducción fiscal mine la solvencia de las pensiones de la Seguridad Social, o otros se oponen a que sean prolongadas aumentando las cargas fiscales de los más acomodados.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes