Obama presenta un plan de empleo por 447.000 millones de dólares

Washington (EFE). El presidente de EE.UU., Barack Obama, presentó un plan de empleo por valor de 447.000 millones de dólares en un discurso ante ambas Cámaras del Congreso, en donde también anunció que el próximo 19 planteará una propuesta "más ambiciosa" para el recorte del déficit y la deuda pública.

El "Proyecto de Ley para los Empleos Estadounidenses" requiere para su puesta en práctica, la aprobación del Congreso donde los demócratas controlan el Senado y los republicanos dominan la Cámara de Representantes, lo que puede dar lugar a una pugna partidista similar a la protagonizada este verano en torno al aumento del techo de la deuda.

En su discurso, Obama instó a los legisladores una y otra vez a "aprobar de inmediato" su plan, que "proporcionará un impulso a la economía que se ha estancado" y estará "completamente pagado".

Según el presidente estadounidense, "todo lo que está aquí es el tipo de propuesta que han apoyado tanto republicanos como demócratas".

Entre otras cosas, subrayó que la medida aportará recortes de impuestos para empresas que contraten a nuevos trabajadores y recortará impuestos sobre el salario de los trabajadores y las pequeñas empresas.

"Dará un impulso a la economía que se ha estancado y dará confianza a las empresas de que, si invierten y contratan, habrá clientes para sus productos y servicios", señaló.

En una alusión a las demandas republicanas de que se responda a la crisis económica con una disminución del gasto público para recortar el déficit fiscal, Obama aseguró que "todo en el proyecto de ley estará completamente pagado. Todo".

Para sufragar el programa, el presidente propone que la "súper comisión" creada a raíz del acuerdo sobre el techo de la deuda, que debe identificar antes de diciembre recortes en el gasto público por valor de 1,5 billones de dólares en la próxima década, agregue a ese total el coste del programa.

Además, el próximo día 19 presentará un nuevo plan "más ambicioso" de recorte del déficit presupuestario, "un plan que no sólo cubrirá el coste de este proyecto de ley, sino que estabilizará nuestra deuda a largo plazo".

Según subrayó Obama, sus propuestas "reducirían el déficit mediante recortes del gasto adicionales; mediante ajustes modestos a los programas de salud, y mediante una reforma de nuestro Código Fiscal de modo que haga que los estadounidenses más acomodados y a las empresas de mayor tamaño que paguen su parte".

El aumento de los impuestos a los ciudadanos más ricos es una reclamación constante del presidente para hacer frente al déficit fiscal, aunque hasta ahora la resistencia a rajatabla de los republicanos lo ha hecho imposible.

En su discurso, Obama también lanzó un nuevo llamamiento para la aprobación en el Congreso de los tratados de libre comercio pendientes de ratificación con Colombia, Panamá y Corea del Sur.

"Es el momento de abrir el camino para una serie de acuerdos comerciales que harán más fácil para las empresas estadounidenses vender sus productos en Panamá, Colombia y Corea del Sur, al tiempo que ayudamos a los trabajadores cuyos empleos se han visto afectados por la competición global", señaló.

"La gente de este país trabaja duro para cumplir sus responsabilidades. La pregunta esta noche es si nosotros cumpliremos las nuestras; si, a la vista de una crisis nacional, podemos detener el circo político y hacer de verdad algo para ayudar a la economía", afirmó el presidente.

Al concluir subrayó: "somos más duros que los tiempos que nos ha tocado vivir, y más nobles que la política que hemos vivido. Así que aprovechemos este momento".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes