Obama reafirma su apoyo a Bernanke

WASHINGTON (AFP). El futuro de Ben Bernanke al frente de la Reserva Federal estadounidense luce más complicado de lo previsto, a pesar del apoyo, reafirmado este viernes, del presidente Barack Obama a este experto en crisis financieras nombrado bajo el gobierno de George W. Bush.

En momentos en que la economía estadounidense aún no parece recuperada de la peor crisis desde la década de 1930, se cierne la incertidumbre sobre la posibilidad de que Bernanke, cuyo mandato expira el 31 de enero, se mantenga como titular de la Reserva Federal (Fed, banco central).

Ante la perspectiva de un eventual rechazo a la renovación del cargo de Bernanke por parte del Senado, que constituiría un serio revés para Obama, la Casa Blanca reaccionó el viernes.

"El presidente tiene mucha confianza en lo que (...) Bernanke hizo para sacar nuestra economía del borde del abismo" desde el inicio de la crisis económica y financiera en 2007, dijo a periodistas el portavoz Bill Burton a bordo del avión presidencial, que transportaba a Obama a Ohio (norte).

"El presidente piensa que (Bernanke) es la persona correcta para el puesto y cree que su nominación será confirmada" por el Congreso, agregó Burton, en la última manifestación de apoyo hasta el momento de la Casa Blanca al presidente de la Fed.

Pero en el Capitolio la situación era confusa. Un asesor demócrata dijo, pidiendo el anonimato, que no estaba seguro de que Bernanke, cuyo mandato de cuatro años concluye a fin de mes, obtenga los 60 votos de los 100 que necesita para que sea prorrogado en el cargo.

Los líderes de la bancada demócrata, que debían someter el asunto al voto de los senadores esta semana, aplazaron la votación y evalúan actualmente la amplitud de la oposición a Bernanke, según la misma fuente.

"En este momento, estamos en una posición de espera", dijo otra fuente demócrata pidiendo el anonimato.

Obama ya sufrió un derrota el martes, cuando un candidato demócrata fue rechazado en una elección senatorial parcial en Massachusetts (noreste), lo que significó para su partido la pérdida de la mayoría calificada en la cámara alta.

El viernes, los críticos de Bernanke se expresaron libremente en el seno de la bancada demócrata.

"Bajo Ben Bernanke, la Reserva Federal permitió actividades financieras escandalosamente irresponsables, que condujeron a la peor crisis financiera desde la crisis de 1929", estimó en un comunicado el senador Russ Feingold, anunciando que no dará su voto al actual jefe de la Fed.

Poco después, su colega Barbara Boxer anunció que es "hora de cambiar".

"Nuestro próximo presidente de la Fed debe representar una ruptura neta con las políticas del pasado", escribió en un comunicado publicado tras las declaraciones de la Casa Blanca.

"Cerca de 10 ó 15 demócratas informaron a sus colegas que se oponían al nombramiento; y otros indicaron que aún deben reflexionar", dijo el asesor de un senador que se opone a la renovación del mandato de Bernanke.

Interrogado por periodistas, el portavoz de la Casa Blanca se negó a especular sobre el nombre de un candidato alternativo en caso de que Bernanke no sea ratificado.

Por su lado, el canal de televisión CNBC afirmó este viernes, sin citar fuentes, que el vicepresidente de la Fed, Donald Kohn, es considerado como un posible sucesor.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes