Opel, Daimler y Ford reducen producción por crisis

Alemania (AP). El fabricante automotor alemán Daimler AG se unió, hoy martes, a la subsidiaria de General Motors Adam Opel AG y a la unidad alemana de Ford Motor Co. para anunciar reducciones de su producción, dada la situación financiera actual.

Opel dijo que suspenderá completamente su producción en la planta de Eisenach durante tres semanas a partir de la semana próxima.

"Estamos resintiendo los efectos de la crisis financiera", afirmó el vocero de Opel Andreas Kroemer. "La gente se está aferrando a su dinero y no ordena automóviles".

La planta de Bochum de la compañía ya había suspendido su producción la semana pasada y Kroemer dijo que la compañía estaba esperando fabricar 40,000 automóviles menos que los planeados inicialmente este año. Kroemer agregó que la fábrica de Opel en Bochum reanudará la producción en unas semanas.

El vocero precisó que las plantas de la compañía en Kaiserslautern y Ruesselsheim no se han visto afectadas todavía. En ambas plantas, la compañía construye sus nuevos modelos de insignia.

A finales de agosto, el presidente de GM Europa dijo que la compañía estaba concentrándose en aumentar su participación de mercado en Rusia y los ex países soviéticos, en lugar de Europa occidental, debido a la saturación del mercado.

La unidad alemana de Ford informó que reducirá su producción y despedirá a 204 trabajadores de media jornada en su fábrica de Saarlouis, en el occidente de Alemania, mientras que la planta de la compañía en Colonia continuará su producción sin cambios.

Aproximadamente 6,500 personas trabajan en la planta de Saarlouis, donde Ford produce sus modelos Focus, C-Max y Cougar, según el vocero de Ford Bernd Meyer. El portavoz Meyer no dijo cuántos automóviles dejará de producir la compañía.

Daimler dijo, hoy martes, que la compañía quiso mantener la producción de automóviles en un nivel bajo, a la luz de la situación financiera actual, y que los ajustes en la producción podrían afectar tanto a las plantas en Alemania como a la fábrica de Daimler en Tuscaloosa, Alabama, en Estados Unidos, aunque no precisó plantas específicas ni modelos.

La historia es diferente con Porsche, una firma que como Daimler tiene sus oficinas corporativas en Stuttgart. El vocero Albrecht Bamler dijo que Porsche no tiene ningún plan de frenar su producción y que las plantas en Stuttgart y Leipzig estaban trabajando a toda su capacidad por el momento. Añadió que la compañía pudiera reaccionar flexiblemente si es necesario.

Porsche produce su modelo 911 en Stuttgart y el Cayenne en Leipzig.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes