Opel: sindicatos europeos rechazan cierre planta belga

AMBERES (AFP). Los sindicatos europeos de Opel advirtieron este martes que no cooperarán con la casa madre General Motors (GM), que prepara un plan de reestructuración, si ésta no revoca la decisión de cerrar su fábrica belga, y amenazaron con recurrir a la huelga.

"Llamamos la atención de la dirección de GM sobre la larga historia de solidaridad europea para acciones comunes" de los trabajadores y "éstas serán organizadas si es necesario", según un comunicado de los sindicatos de las plantas de Opel, de la marca homóloga británica Vauxhall y la Federación Europea de Metalurgia.

La semana pasada, el fabricante de automóviles estadounidense GM anunció el cierre de la fábrica belga de Amberes y el despido de sus 2,600 trabajadores, como primer paso de su plan de reestructuración, que contempla suprimir el 20% de los 50,000 puestos de trabajo de que dispone en Europa.

La divulgación del comunicado coincidió con una reunión en Amberes entre los representantes sindicales alemanes, españoles, poloneses, austriacos, húngaros y británicos, que representaban a todos los países donde General Motors está implantado en el continente.

"No habrá ni sacrificio ni concesión por parte de los sindicatos, ni por parte de los trabajadores de otras fábricas, si no se retira la decisión" del cierre, dijo al término del encuentro Peter Scherrer, secretario general de la Federación Europea de Metalurgia.

"Podemos movilizarnos, tenemos experiencia. La huelga es el último recurso, pero la dirección debe ser muy consciente de que realizaremos todo tipo de acciones y que esto puede incluir un paro", prosiguió.

General Motors, que renunció a vender Opel a fines de 2009, pidió la semana pasada esfuerzos, incluidos financieros, a los trabajadores del resto de fábricas europeas, con el objetivo de salvar a su filial.

Scherrer advirtió de que los empleados "no cederán a las presiones" de la dirección.

Opel concentra la mayoría de sus empleados en Alemania, donde se estima que peligran más puestos de trabajo, pero los recortes se esperan en la mayoría de fábricas, incluida la española de Figueruelas (norte), que podría perder 900 empleados de un total de 7,000.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes