Padeceres económicos seguirán en el 2009

NUEVA YORK (AP). Acosada por la peor crisis financiera en casi 70 años, la economía mundial seguirá sufriendo en el 2009, en que Estados Unidos, Europa y Japón sobrellevarán una recesión. El crecimiento de las economías en desarrollo de Asia, Africa y el Medio Oriente se verá afectado por la baja en los precios de las materias primas y la contracción del comercio mundial, pero esas regiones saldrán adelante.

Siguen sumándose elementos que confirman la desaceleración económica mundial. Los productores de todo el globo están sometidos a grandes presiones y despiden personal de a miles; numerosos bancos van a la quiebra y generan una restricción del crédito; las ventas de autos son muy bajas y esto podría llevar a la quiebra a más de una empresa automotriz. Como consecuencia de todo esto, la confianza del consumidor y el gasto han disminuido y hay muy poca inversión.

"El panorama es negro. Lo único positivo es que probablemente ya no estamos al borde de una catástrofe financiera", expresó Olivier Blanchard, el principal asesor económico del Fondo Monetario Internacional.

Las condiciones se deterioraron tanto desde que el fondo emitió su informe semestral de octubre que publicó otro el mes pasado, reduciendo del 0,5% al 0,3% el crecimiento que pronostica para los países desarrollados. Es la primera contracción que tiene lugar desde la Segunda Guerra Mundial.

El FMI espera que el crecimiento de la economía mundial en conjunto sea del 2,2% en el 2009. En octubre había pronosticado un 3%. El producto interno bruto de las economías en desarrollo crecerá un 5% a pesar de la reducción en los precios de las materias primas, que golpearon particularmente duro a los exportadores de petróleo.

El Banco Mundial pronosticó a principios de diciembre que el PIB mundial se reducirá del 2,5% del 2008 al 0,9% en el 2009. Indicó asimismo que el crecimiento de los países en desarrollo bajaría del 7,9% del 2008 al 4,5% en el 2009. Señaló que "un largo período de crecimiento firme" está dando paso a una época "de gran incertidumbre".

"La desaceleración en las naciones en desarrollo es muy significativa porque la restricción del crédito afecta directamente las inversiones, que son uno de los principales pilares que sostuvieron el buen desempeño (de la economía) en el mundo en desarrollo los últimos cinco años", manifestó Hans Timmer, uno de los principales economistas del Banco Mundial.

El BM pronostica que el comercio mundial se reducirá en un 2,1% en el 2009. Sería la primera vez que ese índice baja desde 1982.

El informe destacó asimismo que el boom de las materias primas de los últimos cinco años, en los que los aumentos de esos productos subió un 130%, llegó a su fin.

Los precios del petróleo podrían registrar un promedio de 75 dólares el barril en el 2009. Esos precios cayeron un 70% debido a los padeceres económicos desde que llegó a los 147,27 dólares en julio.

La Organización para la Cooperación Económica dijo en su último informe que la producción económica mundial en el 2009 mermará un 0,3% entre sus 30 miembros. Ello contrasta con el crecimiento del 1,4% pronosticado para el año en curso.

La organización, con sede en París, dijo que en Estados Unidos habrá una contracción del 0,9% el año que viene, luego del crecimiento del 1,4% de este año. En los 15 países europeos que usan el euro, la actividad económica se reducirá en un 0,6% comparado con el crecimiento del 1% del 2008. En Japón la contracción sería del 0,1%, tras un crecimiento del 0,5% este año.

"Muchas economías de la OCE están al borde, si no la han comenzado ya, de una recesión prolongada de una magnitud que no se veía desde principios de la década de 1980", expresó el principal economista de la organización Klaus Schmidt-Hebbel. "Como consecuencia de ello, la cantidad de desempleados en la OCE podría aumentar en 8 millones en los próximos dos años".

Schmidt-Hebbel, indicó, no obstante, que "hay una enorme incertidumbre en torno a las proyecciones" que se hacen. "Mucho dependerá de la velocidad con que se supera la crisis financiera, que es la principal impulsora de la desaceleración".

Muchos analistas creen que la actual recesión, que lleva 12 meses, continuará hasta mediados del año próximo. Si se prolonga más allá de abril, será la recesión más larga del período de posguerra.

Mientras la economía estadounidense se hunda, los expertos pronostican más problemas. Los sueldos bajaron en noviembre a su ritmo más acelerado en 34 años y el desempleo llegó al 6,7%, el más alto desde 1993.

En la actualidad hay 10,3 millones de desempleados en Estados Unidos y algunos analistas creen que habrá otros 3 millones de desempleados en el 2009 y que la otrora floreciente economía estadounidense retrocederá a un ritmo del 6% en el tercer trimestre del 2008.

"Es un caos", dijo Mark Zandi, principal economista de Economy.com, el portal de Moody. "Las empresas temen por su supervivencia y están despidiendo gente".

"La economía está en una caída en picada", manifestó Richard Yamarone, de Argus Research. "Es como si alguien hubiese apretado un botón y suspendido las contrataciones".

La industria automotriz estadounidense ha sido golpeada con particular fuerza y las ventas están en su nivel más bajo en 26 años. General Motors, Ford y Chrysler le han pedido al Congreso 34.000 millones de dólares en ayuda, diciendo que sin ellos corren peligro de ir a la bancarrota, lo que conllevaría la pérdida de 3 millones de empleos. La Casa Blanca está analizando otras formas de ayudar a la industria luego de que el Senado rechazó en diciembre un paquete de rescate de 14,000 millones de dólares.

Para hacer frente a la peor crisis que enfrenta el país desde la década de 1930, el presidente electo Barack Obama está preparando un paquete de estímulos fiscales de al menos 500.000 millones de dólares. Obama prometió hacer la inversión más grande de la historia en obras públicas como parte de un proyecto para salvar o crear 2,5 millones de empleos.

La Agencia de Energía Internacional, por otra parte, dijo que la demanda de petróleo bajará este año por primera vez desde 1983. Pronosticó una reducción del 0,2% en relación con el 2007. Agregó que en el 2009 la demanda aumentará un 0,5%, a un ritmo inferior al anticipado inicialmente.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes