Países del Golfo analizan repercusiones ante cumbre G20

ETIQUETAS

RIAD (AFP). Las monarquías petroleras del Golfo celebraban, hoy sábado, en Riad una reunión ministerial extraordinaria para analizar los efectos de la crisis financiera mundial, a tres semanas de una cumbre en Washington que contará con la presencia de Arabia Saudita, jefe de filas de la región.

Los ministros de Economía y los gobernadores de los bancos centrales de los seis miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) tenían previsto abordar la bajada de los precios del petróleo, pese al recorte de 1,5 millones de barriles por día que decidió el viernes la OPEP en Viena.

Los participantes tratarán "los mecanismos de coordinación y de cooperación entre los países del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) para proteger sus economías de los efectos de la crisis financiera mundial y preservar el ritmo positivo del crecimiento económico de estos países", declaró el secretario general del CCG, Abderrahman Al Attiya, en un comunicado de prensa.

El objetivo es "reforzar la confianza en los mercados (bursátiles) del Golfo", cuyas pérdidas sumaron más de 200.000 millones de dólares, arrastrados por la crisis que sacudió las principales bolsas mundiales.

La Bolsa de Arabia Saudita, la más importante del mundo árabe, terminó a la baja del 8,7% la sesión del sábado, primer día de una nueva semana de transacciones.

La Bolsa de Riad, que se sitúa así en su nivel más bajo de los últimos cuatro años, ya había comenzado la sesión con un retroceso de más del 8%.

Esta caída "es injustificada (...), porque los mercados financieros del CCG no están vinculados en principio con las razones reales de la crisis" mundial, estimó Attiya en el comunicado.

Los seis miembros del CCG (Qatar, Arabia Saudita, Kuwait, Emiratos Arabes Unidos, Bahréin y Omán) temen una falta de liquidez en el sector bancario y una desaceleración del crecimiento que podría afectar los grandes proyectos de infraestructuras.

Sus gobiernos no han tardado en reaccionar, inyectando (o prometiendo hacerlo) importantes cantidades de dinero a los bancos. El Fondo Monetario Internacional (FMI) pidió sin embargo que coordinaran sus respuestas.

Con la caída del precio del petróleo en más de 55% en los últimos cuatro meses, estas monarquías petroleras se enfrentan sobre todo a una reducción de sus ingresos, que dependen en un 80% del oro negro.

El viernes, el barril de "light sweet crude" terminó a 64,15 dólares en Nueva York, en baja de 3,69 dólares en relación al cierre precedente.

La amenaza de la recesión podría provocar una reducción de la demanda del crudo, cuyo precio alcanzó los 147 dólares el barril, un récord, en julio.

"La baja de los precios no afectará los gastos públicos porque la mayoría de los países (del CCG) dispone de liquidez excedente, pero una baja sostenida de los precios del petróleo por culpa de la recesión tendrá un impacto negativo en la confianza de los inversores", había advertido la semana pasado el director del departamento de Oriente Medio y de Asia Central del FMI, Mohsin Jan.

Las monarquías del Golfo estarán representadas en la cumbre del G20 en Washington por el rey Abdalá de Arabia Saudita.

El G20 incluye los grandes países industrializados del G8 (Estados Unidos, Alemania, Canadá, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia) así como once países emergentes (Argentina, Brasil, México, China, India, Australia, Indonesia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Corea del Sur y Turquía) y la Unión Europea, representada por el país que ejerce su presidencia semestral, actualmente en manos de Francia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes