"Panamá siempre se ha beneficiado de las adversidades de otros"

Davos, Suiza ( EFE). En medio de la grave crisis financiera en Europa y de las dudas sobre la economía de EEUU, Panamá se presenta en el Foro Económico Mundial de Davos como una historia de éxito, la de un país que está creciendo a un ritmo del 10,5 % y mantiene una tasa de desempleo del 4,4 %.

Son cifras brillantes que reivindica el presidente del país centroamericano, Ricardo Martinelli, como la demostración de que su gestión funciona y de que Panamá es el lugar ideal y seguro para invertir, especialmente en este momento de turbulencias globales.

Este empresario reconvertido en político, que accedió a la presidencia del país del Canal en 2009, concedió hoy una entrevista a Efe en el marco del Foro de Davos, en la que no rehuyó ninguna pregunta, rechazando las acusaciones de quienes afirman que ejerce su tarea de jefe del Estado de manera autoritaria.

Pregunta: Panamá es el país que más crece de América y está aplicando un fuerte programa de inversiones públicas. Estas inversiones pueden generar deuda en el futuro y calentar la economía. ¿Qué hace su Gobierno para evitarlo?

Respuesta: Todo está muy medido y estructurado. Acabamos de hacer un aumento del salario mínimo de entre el 15 % y 18 %, que fue asumido sin ninguna dificultad por la empresa privada. Hay mucho campo para poder asumir una gran cantidad de costos (...) para aumentar la calidad de vida de todos los trabajadores panameños. No veo problema de calentamiento.

Tenemos una economía que crece al 10,5 % y una tasa de desempleo del 4,4 %. Estamos regularizando a los extranjeros y existe un gran interés de inversionistas europeos y latinoamericanos de invertir en Panamá. Tenemos una de las tasas más altas de inversión per cápita del mundo y nuestra relación deuda pública-PIB es del 41 %. Nos sentimos muy confiados con que con el "revenue stream" (flujo de ingresos) que tiene el Gobierno vamos a poder con todos los planes y proyectos que hemos hecho y todas las promesas de campaña. La construcción de megaproyectos de infraestructura va a cambiar la fisonomía y la calidad de vida del pueblo panameño.

P: La subida de salarios tiene un impacto en la inflación, que afecta sobre todo a las clases menos favorecidas. ¿Cómo se contrarresta eso?

R: La inflación en Panamá es importada, porque Panamá no produce la mayoría de sus alimentos. Es un país que tiene muy poca base de producción alimentaria (...). Afortunadamente, el costo de la energía eléctrica se ha mantenido, producto de la construcción de empresas hidroeléctricas y de una política de Estado de no permitir la especulación, que los precios no se incrementen. Lo importante aquí es que el panameño común y corriente tiene una mejor calidad de vida.

P: ¿Qué efecto tendrá la recesión en la zona euro en la inversiones en su país y en la relación económica con Europa?

R: Definitivamente afecta, pero me duele decirlo, en la adversidad los problemas de uno son los beneficios de otro. Panamá es un país que siempre se ha beneficiado cuando otros países han tenido adversidades. Cada vez que hay una intranquilidad en una región producto de medidas que toman algunos gobernantes, Panamá es un beneficiario directo de las nuevas inversiones.

Pero lo más importante es el estilo, el modelo de país que tenemos, basado en la logística, en la conectividad aeroportuaria y portuaria, de tráfico del Canal, lo que hace que muchas multinacionales que prestan servicio en Latinoamérica establezcan sus sedes regionales en Panamá. Esto trae consigo una cantidad de productos de valor agregado, como el alquiler de apartamentos, la compra de vehículos y el consumo, lo que ha hecho posible que Panamá pueda tener esta tasa altísima de crecimiento.

P: ¿Que efecto puede tener la reciente huelga de los trabajadores de la ampliación del Canal en la conflictividad laboral del país?

R: Era una huelga que se veía porque desde 1980 siempre ha habido diferencia salarial entre Panamá, donde se pagaban 2,36 dólares la hora de salario mínimo, y la zona americana, con una tasa de 2,90 dólares. Al crecer Panamá y al estar regulado desde hace 30 años el nivel salarial de la zona del Canal, se veía venir que con los macroproyectos, que están pagando mucho más que el salario mínimo, en el área canalera iba a haber alguna intranquilidad.

Afortunadamente, hubo un aumento salarial del 12,5 %, hasta los 3,35 dólares, y pudo resolverse. ¿Qué problemas puede tener esto? Como nada mas fueron cinco días, no creo que el efecto sea muy grande. Sin embargo, yo asumo que las empresas van a hacerle algún reclamo al Canal de Panamá por la diferencia salarial que han tenido que incurrir, que asumo que puede totalizar 50 millones de dólares.

P: ¿En el contrato con el GUPC (consorcio constructor Grupos Unidos por el Canal) se contemplaba esto?

R: Asumo que no se contemplaba y se licitó en una serie de condiciones. Y me imagino que se cambiarán las condiciones. Debe haber un reajuste o un cambio sobre el que no tengo conocimiento.

P: 2014 es un año clave para Panamá, la fecha de la finalización de las obras de ampliación del Canal. ¿Cómo valora que el Foro Económico Mundial haya elegido a Panamá como sede de su reunión en abril de ese año?

R: Demuestra que el pequeño gran país Panamá es un país que lidera el crecimiento económico a nivel mundial y está a la vanguardia de muchos países y economías. Demuestra que las políticas económicas que estamos implementando como Estado y país son las más adecuadas para fomentar el crecimiento y el desarrollo del país.

P: Hay quien le acusa de autoritario en el ejercicio del poder. ¿Qué tiene que decir?

R: Soy tan autoritario que estoy construyendo el Tribunal Electoral Nuevo, la Asamblea Electoral nueva, el Parlatino nuevo. Hay plena libertad de expresión en Panamá y no hay un preso político en el país. Lo que hay en Panamá es que hemos roto el bipartidismo, que era el cáncer que teníamos. Y también, hay que decirlo, ha habido algunas personas que no estaban acostumbradas a pagar impuestos que ahora están pagando impuestos. Y algunos de ellos tienen alguna razón de tener acceso a medios de comunicación. Pero como no pueden atacar la obras, atacan al individuo. Me da risa.

P: ¿Qué le parece la decisión del Tribunal Supremo panameño de declarar inconstitucional la salida del Parlacen?

R: Es una decisión de la Corte que tenemos que acatar y mandar a los 20 representantes panameños. Asumo que, en algún momento, algunos de ellos pedirán lo que llaman los "salarios caídos".

P: ¿Buscará otras vías para conseguir lo que era una de sus promesas electorales?

R: Yo puedo tener una promesa electoral, pero si la Corte Suprema de Justicia dice unánimemente otra cosa, yo qué puedo hacer. Si digo que voy a cerrar la Corte Suprema, entonces sí que me acusan de autoritario.

P: ¿Usted renunciará al escaño que le correspondería en el Parlacen al término de su presidencia?

R: No le he dado ni un solo pensamiento, si le digo la verdad.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes