Panorama económico desalentador para Argentina en 2009

CORAL GABLES, Florida, EU (AP). Argentina enfrenta un importante shock externo negativo que probablemente provoque una recesión económica, un fuerte descenso de las exportaciones y un aumento del desempleo en el 2009, vaticinaron hoy martes algunos analistas.

La contracción del crecimiento económico a entre el 0% y el -2%, no llegaría, sin embargo a los niveles vistos durante la crisis del 2001-2002, en los que la baja fue del -11%, manifestaron los expertos de la Fundación de Investigaciones Económicas de América Latina (FIEL).

El desempleo, en tanto, alcanzaría el 11%, aunque sería inferior al 25% del 2002; y las exportaciones se desplomarían un 25%, de acuerdo con los vaticinios de los economistas de FIEL.

"Para una economía que venía creciendo al 7% anual, esto va a representar un frenazo muy importante", manifestó Fernando Navajas, director ejecutivo del centro independiente de investigaciones con sede en Buenos Aires.

Navajas, que efectuó su presentación frente a unos 50 empresarios, funcionarios, académicos y periodistas reunidos en un hotel de esta ciudad aledaña a Miami, dijo que Argentina volverá a crecer entre un 2% y un 5% en el 2010 y el 2011, pero no retomará nuevamente el ritmo de crecimiento del 7%.

Uno de los principales obstáculos que enfrenta la nación sudamericana es la falta de financiamiento para capear la crisis externa, dijo durante su exposición Daniel Artana, otro de los economistas de FIEL que se presentó durante la conferencia "Panorama económico de Argentina y respuesta política en épocas difíciles", organizada por el Centro de Política Hemisférica de la Universidad de Miami.

Durante el boom económico que elevó el precio de las materias primas, Argentina aumentó su gasto público al mismo nivel de los ingresos que recibía. Ahora que los precios han caído y se prevé una reducción de las exportaciones, junto con una fuga de capitales, los analistas prevén dificultades para mantener ese mismo nivel de egresos.

Las dificultades económicas externas afectarán al país en un año de elecciones legislativas, en el que es improbable que el gobierno de Cristina Fernández tome medidas económicas duras que puedan quitarle votos, coincidieron los analistas.

Entre las medidas que es improbable que tome el gobierno al menos en el corto plazo, dijeron, está acudir a organismos internacionales como el Fondo Monetario Internacional a pedir financiamiento ya que por lo general la población identifica a los programas de ese organismo con ajustes.

Tampoco sería probable que este año el gobierno se ajuste el cinturón y recorte el gasto público a niveles sustentables, dijo Artana.

"El año electoral condiciona mucho", sostuvo, y consideró que una de las fuentes de financiamiento sería las reservas del Banco Central. Aclaró, no obstante, que "tampoco pueden usar muchas porque eso puede sensibilizar a los depositantes" y hacer que por la falta de confianza retiren el dinero de los bancos.

En los últimos años, "Argentina tuvo mucha suerte, y eso le compensó las malas políticas" del gobierno, consideró el experto, que se desempeñó como viceministro de Economía de Argentina tras la crisis del 2001. "Ahora no hay más suerte, y las malas políticas siguen".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes