Parlamento español aprueba medidas de austeridad

MADRID ( AP). El parlamento español aprobó el jueves por un voto un paquete de emergencia para reducir el déficit fiscal y salvó al gobierno socialista de una derrota vergonzosa, aunque también mostró la fuerte resistencia contra las políticas de austeridad adoptadas ante la crisis de deuda europea.

El paquete, que incluye recortes a los salarios de empleados públicos, recibió 169 votos a favor y 168 en contra y fue aprobado por mayoría simple gracias a que hubo trece abstenciones.

Una derrota hubiera sido un golpe grave al gobierno del presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que intenta mostrar que puede manejar la crisis de deuda en España.

La Unión Europea y los organismos multilaterales aplaudieron las medidas que buscan recortar gastos por 15,000 millones de dólares hasta el año próximo, pero en España éstas son vistas como un importante retroceso de las políticas sociales del oficialismo.

Antes de la votación, la ministra de Finanzas Elena Salgado instó a los legisladores a que aprueben las medidas, que llamó " dolorosas pero inevitables" para reducir el inflado déficit del país.

España sufre presiones crecientes para reformar las leyes laborales, fiscales y financieras de manera de recortar su déficit, del 11,2% del Producto Interno Bruto de 2009 al límite del 3% que fija la UE para 2013.

El paquete también busca frenar el temor de los mercados de que la crisis de deuda que afecta a Grecia se termine por extender a España, Portugal u otros países.

Los mercados de bonos han comenzado a exigir mayores tasas de interés a los gobiernos en problemas y Grecia se vio obligada a tomar un rescate de 110 millones de euros de la UE y el Fondo Monetario Internacional. La eurozona también creó un fondo de rescate de 750,000 millones de euros (un billón de dólares) para eventuales crisis nacionales.

El ministro de Economía alemán, Rainer Bruederle, aplaudió la votación en España y dijo que todos los miembros de la eurozona deben contribuir con " medidas estructurales" a la estabilización de la moneda común.

"Alemania no se excluirá de esto", agregó.

Todas las bancadas del parlamento criticaron las medidas, excepto la oficialista. El líder del conservador Partido Popular, Mariano Rajoy, llamó al paquete " improvisado, insuficiente e injusto".

Dirigiéndose a Zapatero, que estaba en la cámara, Rajoy dijo: " Mi grupo parlamentario no va a contribuir a que su problema, el principal de la economía española, usted, siga ahí".

El líder de la coalición catalana Convergencia i Unió, Josep Antoni Durán y Lleida, dijo que se abstendría por un sentido del deber patriótico.

" No quiero que España sea intervenida como Grecia", dijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes