Perú podría superar a Colombia en producción de coca

LIMA (AP). Un experto en temas de narcotráfico alertó hoy lunes que Perú podría convertirse nuevamente en primer productor mundial de coca en el 2011, si persisten las actuales tendencias de crecimiento de cocales en el país y de decrecimiento de esos cultivos en Colombia.

Pero Rómulo Pizarro, jefe de la entidad estatal contra las drogas, DEVIDA, restó importancia a esos pronósticos.

"Lo claro que tenemos que ver, al margen de superar a Colombia o no, es que nos debe preocupar la penetración que pueda tener el narcotráfico en nuestro país", comentó Pizarro durante una visita al vecino puerto de El Callao, para definir futuras acciones para impedir la salida de droga por ese terminal.

Jaime Antezana, analista en temas de narcotráfico y subversión, señaló el hecho que en el 2008 Colombia, actualmente el primer productor mundial de coca, logró reducir un 18% esos sembríos, mientras que los cocales en Perú crecen anualmente a un ritmo de entre 4% a 5%.

Perú tenía 56,000 hectáreas de cocales el 2008, frente a Colombia que tenía 81,000 hectáreas, según la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC).

"Estamos en un momento crucial, Colombia desciende, y nosotros estamos en ascenso", dijo hoy lunes Antezana en declaraciones a periodistas, luego que un diario local informara sobre sus proyecciones en su primera plana.

"El peligro que se abre es que al finalizar el quinquenio de este gobierno podamos convertirnos nuevamente en los primeros productores de hoja de coca y cocaína", agregó el analista.

Señaló que de cumplirse su pronóstico, se repetirá en sentido contrario la misma situación de 1995 cuando un agresivo plan de erradicación de cultivos ilegales e interdicción del narcotráfico en Perú hizo que Colombia pasara a ser el primer productor mundial de hoja de coca.

Antezana dijo que en los años 80 Perú era el primer productor de pasta básica de cocaína, pero que en el 2011 podría convertirse en primer productor de cocaína, lo que sería un "grave riesgo".

Actualmente Perú enfrenta a una alianza entre el narcotráfico y los remanentes del grupo subversivo Sendero Luminoso que operan en la selva, y que en los últimos años, según Antezana, han demostrado tener una "buena logística militar, una economía, y cierta eficacia militar", gracias al financiamiento de bandas locales de narcotraficantes.

Desde agosto del 2008, cuando las fuerzas armadas incursionaron en la región cocalera del Valle del Río Apurímac-Ene, donde conviven senderistas y narcotraficantes, al menos 34 militares murieron en emboscadas o ataques rebeldes.

"Ese es el camino que está abierto en el país y hay que evitar si es que el Perú logra convertirse en el primer productor mundial de hoja de coca y cocaína en el mundo sustituyendo a Colombia", indicó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes