Petrobras anuncia fuerte ganancia y paga primeros dividendos desde Lava Jato

Petrobras registró en el primer trimestre de 2018 un beneficio neto de 6.960 millones de reales (1.960 millones de dólares), en alza de 57% respecto al mismo periodo de 2017, impulsada por la subida de los precios del crudo y las ventas de activos, informó el martes la estatal brasileña.

Se trata del mejor resultado trimestral desde inicios de 2013, cuando la firma, golpeada desde entonces por un grave escándalo de corrupción, había registrado ganancias de 7.690 millones de reales.

La empresa anunció además el pago de dividendos -a razón de 0,05 reales por acción- para los titulares tanto de acciones preferenciales como ordinarias. Será la primera retribución de capital desde 2014 (por los lucros obtenidos en 2013). La medida fue posibilitada por una decisión aprobada en abril por la asamblea de accionistas, que autorizó el pago de dividendos trimestrales, en lugar de anuales.

El resultado previo al pago de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (Ebitda) ajustado fue de 25.669 millones de reales (+2%).

"Estamos cumpliendo exactamente lo prometido en nuestro plan de negocios anunciado en 2016 y el resultado del primer trimestre demuestra que nuestras opciones han sido acertadas y que el esfuerzo ha valido la pena. Con este resultado, consolidamos la trayectoria de recuperación de Petrobras", declaró el presidente del gigante petrolero, Pedro Parente, en una rueda de prensa en la sede del grupo en Rio de Janeiro.

Hacia las 11H20 locales (14H20 GMT), los títulos prefenciales de la compañía ganaban en la Bolsa de Sao Paulo 1,15% y los ordinarios 0,65%, en tanto que el índice Ibovespa operaba con alza de 0,11%, en un marco de volatilidad por las tensiones entre Estados Unidos e Irán.

El fuerte incremento de las ganancias en enero-marzo se explica principalmente por un alza de la facturación, que totalizó 74.460 millones de reales (+9%), gracias al aumento de las cotizaciones internacionales del crudo: el precio promedio del barril pasó de 53,8 dólares en el primer trimestre de 2017 a 66,8 dólares en el primero de este año.

También contribuyeron al resultado positivo las ventas de activos, como las de los campos de Lapa, Iara y Carcará en la cuenca de Santos, por 3.223 millones de reales.

La deuda de la empresa a finales del primer trimestre era de 81.450 millones de dólares, en baja de 4% respecto al último trimestre de 2017.

Petrobras cerró 2017 con pérdidas netas de 446 millones de reales (139,7 millones de dólares al cambio promedio de ese año), en su cuarto ejercicio anual negativo consecutivo. Ese rojo se explicó principalmente por el pago de una multa de 2.950 millones de dólares en Estados Unidos (11.198 millones de reales) para cerrar litigios con acreedores perjudicados por el escándalo de corrupción y por la adhesión de la compañía a programas de regularización de deudas federales.

"Nuestro objetivo, y aún queda mucho por hacer, es llegar a diciembre con una empresa (...) financieramente equilibrada y con su reputación recuperada", dijo Parente.

El escándalo, enmarcado en la operación Lava Jato (Lavadero de autos), estalló por el descubrimiento de sobornos pagados por grandes constructoras a políticos y partidos para obtener contratos en Petrobras.

Las investigaciones prosiguen hasta ahora. Este mismo martes, la Policía Federal desencadenó una operación que indaga crímenes de corrupción por 825 millones de dólares en el área internacional de Petrobras.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes