Plan para reemplazar autos viejos eleva ventas en EU

DETROIT (AP). Atraídos por el dinero que paga el gobierno federal en su campaña para retirar automóviles viejos de la circulación, los clientes empezaron a regresar a las concesionarias el mes pasado y varios fabricantes reportaron que las ventas muestran señales de estabilizarse.

En general, se espera que las automotrices reporten resultados sólidos, especialmente la coreana Hyundai Motor Co, que podría superar a Chrysler Group LLC y a la japonesa Nissan Motor Co. en ventas por primera vez en la historia.

Ford _encabezado por las ventas de la remodelada Ford Fusion_ ofreció señales positivas debido a las fuertes ventas de su camioneta Escape y de la serie F de camionetas tipo pickup. Los expertos estimaron que la compañía reportará una ligera mejoría en la segunda mitad del año.

Las ventas de julio de vehículos ligeros en Ford, Lincoln y Mercury aumentaron un 1,6% respecto al mismo mes el año pasado. Ford vendió 158,354 vehículos, un aumento del 2,2% respecto a las cifras de junio, lo que demuestra que la peor caída en ventas de automóviles en Estados Unidos en un cuarto de siglo podría estar en proceso de llegar a su fin.

Mientras tanto, el rival Chrysler Group LLC reportó una menor caída de ventas respecto al 2008, comparada con meses anteriores. La automotriz con sede en Auburn Hills _que emergió de su protección por bancarrota este año _ reportó que sus ventas cayeron un 9,4% y que recibió ayuda de fuertes incentivos y de la campaña federal "dinero por chatarra"El programa gubernamental Sistema de Asignación de Reembolso para Vehículos (o CARS, por sus siglas en inglés) ofrece a los dueños de vehículos viejos de 3,500 a 4,500 dólares para adquirir uno nuevo y de alto rendimiento a cambio del antiguo.

El Congreso aprobó el plan en julio pero el gobierno consideró suspenderlo el jueves después de proponer reducir los 1,000 millones de dólares que se reservaron en un principio para el programa. Aún así, la Cámara de Representantes votó para enviar otros 2,000 millones de dólares y seguir manteniendo vivas las ventas.

El futuro del programa depende del Senado, que votará sobre si deberían ampliar los fondos esta semana.

En el 2007 se vendieron 16 millones de automóviles y camiones ligeros en Estados Unidos, pero a causa de la recesión, el poco crédito y la falta de confianza por parte del consumidor provocaron que las ventas cayeran en picada a finales del año pasado y durante la primera mitad del 2009.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes