Plan de rescate bancario no costará a los españoles

Madrid(AP) El gobierno español insistió, hoy viernes, que el plan de rescate bancario por 30.000 millones de euros (41.000 millones de dólares) que será utilizado para adquirir activos de los bancos que necesiten liquidez no tendrá costo alguno para el contribuyente.

Ello se debe a que el gobierno comprará solamente activos de gran calidad, no créditos relacionados con las hipotecas morosas como ha planeado el gobierno de Estados Unidos, y podrá vender esos activos una vez que se calmen los mercados financieros y repunte la economía, dijo la vicepresidenta primera del gobierno María Teresa Fernández de la Vega.

"Quiero ser muy clara en este punto. Este fondo al que hoy damos luz verde para estimular el crédito no le costará ni un céntimo a los ciudadanos. Se trata por tanto de una inversión y no de un gasto, porque el gobierno ni presta ni regala", dijo Fernández de la Vega.

"El estado, por lo tanto, va a recuperar todo el dinero que habrá inyectado en el sistema", agregó la funcionaria.

Empero, el gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez afirmó la víspera que el plan puede acarrear "un riesgo" para el erario.

Fernández de la Vega habló tras la aprobación en el Consejo de Ministros del fondo, además de elevar la garantía por depósito y titular de los 20.000 euros (27.000 dólares) a 50.000 euros (68.000 dólares), parte de la medida coordinada por los gobiernos europeos para apuntalar la confianza en sus sistemas bancarios.

Fernández de la Vega dijo que el objetivo del fondo, que podrá ser ampliado a 50.000 millones de euros (68.000 millones de dólares), es dar liquidez a los bancos para que vuelvan a prestar a empresas y consumidores.

El fondo será creado con aportaciones voluntarias por los bancos y cajas de ahorros interesadas en vender activos, y será sometido al control parlamentario, anunció el ministro de Economía Pedro Solbes.

Según Solbes, el fondo tiene carácter temporal y se negó a precisar el tipo de activos que podría adquirir el gobierno.

La oposición conservadora exigió garantías de que los bancos que vendan activos al gobierno utilizará el dinero para ayudar a las familias y las empresas pequeñas y de mediano tamaño.

Al igual que otras bolsas europeas, la de Madrid ha sufrido cuantiosas pérdidas en los últimos días. El viernes, el índice Ibex-35 bajó más del 6% en la apertura y al mediar la jornada había retrocedido casi un 10%.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes