Planes iraquíes de amplia extracción de crudo encara obstáculo

BASORA, Irak (AP). Centenares de kilómetros de oleoductos afectados por la herrumbre recorren el desierto cerca de esta ciudad portuaria meridional, mientras equipos de operarios extranjeros, con chalecos antibalas y protegidos por centinelas armados, trabajan a poca distancia para extraer el crudo en el que Irak tiene depositado su futuro.

Los operarios son parte de centenares más encargados de aumentar la extracción de crudo iraquí después que el país otorgara a las firmas extranjeras acceso a sus yacimientos. Empero, al comenzar su trabajo, la enormidad de sus dificultades queda dolorosamente patente. Los oleoductos son viejos y su capacidad es pequeña. Hacen falta terminales de almacenamiento. Los puertos deben ser mejorados tras décadas de abandono.

Irak espera obtener decenas de miles de millones de dólares de su sector del petróleo. Pero no se trata simplemente de aumentar la extracción de los yacimientos: la infraestructura iraquí apenas es suficiente para enviar a los mercados el combustible que produce ahora. Además, los problemas de seguridad que padece Irak y la estabilidad del gobierno han contribuido a la incertidumbre sobre la buena marcha de los proyectos.

El analista Samuel Ciszuk, de la firma londinense IHS Global Insight, dijo que el colosal proyecto iraquí requerirán un enorme esfuerzo por parte de las empresas y el Ministerio del Petróleo.

"Los inversionistas extranjeros se verán en apuros para encontrar suficientes técnicos cualificados, equipos y material al mismo tiempo que controlan el costo del proyecto", dijo Ciszuk en un análisis reciente.

"Empero, la parte iraquí se verá en apuros para obtener suficientes recursos financieros para solucionar los problemas de infraestructura de la que es responsable".Pocos creen que reformar el sector iraquí del crudo vaya a ser fácil.

El país, miembro fundador de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, cuenta con la cuarta reserva del mundo de crudo. Empero, décadas de sanciones, abandono y más recientemente sabotajes tras la invasión del 2001 encabezada por Estados Unidos, hicieron que la producción nacional apenas se acerque a 3 millones de barriles diarios, lo que extraía a fines de la década de 1980.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes