Predominará la economía en último viaje de Bush

WASHINGTON(AP). George W. Bush se reunirá por última vez con sus colegas internacionales en su viaje a la cumbre de la APEC, donde intentará conseguir el apoyo de los países del Pacífico para un plan de rescate económico que perdurará más allá de su presidencia.

Bush se dirigirá el viernes a Lima para la reunión de los mandatarios del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés), que contempla a 21 países. El principal objetivo del presidente y sus homólogos es fortalecer un frente común contra un mismo enemigo: la economía debilitada que acaba con los empleos, los fondos para el retiro y la confianza del público.

Durante su mandato ha realizado 47 viajes a 70 países. A menos que hiciera un viaje inesperado a Irak o Afganistán, donde Estados Unidos sigue en guerra, la visita de tres días a Perú marcará un punto final a sus visitas al extranjero como mandatario. Muy probablemente será la última oportunidad que tenga para relacionarse con otros personajes destacados de la política mundial.

La parte más importante de su visita es un discurso que dará el sábado a los mandatarios de la cuenca del Pacífico y a importantes hombres de negocios.

Bush tiene planeada también una entrevista privada con el presidente chino Hu Jintao y probablemente hará lo mismo con el presidente ruso Dmitry Medvedev. Se esperan también reuniones informales con los mandatarios de Japón, Corea del Sur, Canadá, México y Perú.

Antes de la cumbre los ministros de Finanzas de los 21 países de la cuenca del Pacífico dieron su apoyo oficial a la cooperación internacional para combatir la crisis económica. El asunto es tan relevante que la APEC, cuyas últimas cumbres se enfocaron en el cambio climático, el terrorismo y la guerra, regresará a sus orígenes como mediador económico.

El fin de semana pasado Bush realizó su propia cumbre económica en Washington, con los principales países industrializados y las economías en desarrollo más importantes, para atacar la crisis que comenzó en Estados Unidos. El seguimiento en Perú es importante pues nueve de esos países que se reunieron en Washington son miembros de la APEC.

En Perú se le pedirá a otros países que se unan al plan acordado en Estados Unidos, el cual contempla acciones coordinadas para estabilizar las economías y evitar otro desastre: una mejor vigilancia para impedir las inversiones riesgosas, una mayor capacidad de los países en desarrollo para ser escuchados en organismos mundiales, una congelación a nuevos aranceles, y otras más.

A pesar de este posible apoyo hay pocas expectativas de que algo nuevo, específico o audaz dé a la economía un impulso repentino.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes