Presidente de Toyota se disculpa ante Congreso por autos

WASHINGTON ( AFP). El presidente de Toyota, Akio Toyoda, se disculpó este miércoles ante congresistas estadounidenses por defectos que motivaron el retiro de millones de vehículos, así como con los automovilistas involucrados en accidentes provocados por esas fallas mecánicas.

" Quiero puntualizar que las prioridades de Toyota han sido tradicionalmente las siguientes: primero seguridad, segundo calidad y tercero volumen" de producción, declaró en una concurrida audiencia en el Congreso.

" Buscamos crecimiento en detrimento de la velocidad a la que logramos desarrollar a nuestra gente y nuestra organización y debemos sinceramente reflexionar sobre eso", afirmó Toyoda.

" Lamento que esto haya resultado en los problemas de seguridad descritos en los retiros que enfrentamos hoy y siento profundamente por todos los accidentes que los conductores de Toyota hayan experimentado", agregó.

Toyota retiró del mercado cerca de 9 millones de vehículos en el mundo y seis millones en Estados Unidos desde el otoño boreal por problemas de aceleración involuntaria.

El presidente del Comité de Vigilancia y Reforma de la Cámara, Edolphus Towns, abrió la sesión del miércoles recordando un accidente ocurrido en agosto de 2009 en San Diego, California, en el que murieron un policía que conducía un Lexus, marca del grupo Toyota, y tres miembros de su familia.

Una " muerte horrible" que conmovió a todo el país, recordó Towns al leer las últimas palabras del policía, grabadas por los servicios de emergencia y ampliamente difundidas por los medios de comunicación.

" Esperen... Esperen... Esperen... Recen... Recen", dijo el oficial antes de que se estrellase su vehículo, que no lograba frenar.

En la audiencia del martes, la primera, se escuchó el testimonio de Rhonda Smith, una estadounidense que rompió a llorar cuando contó su accidente al volante de otro vehículo del grupo que tampoco lograba detener.

Edolphus Towns estimó que la reacción de la agencia de seguridad en el transporte estadounidense (NHTSA) a las 2,500 quejas de consumidores que recibió desde 2000 sobre aceleraciones involuntarias de vehículos de la marca parecía " muy limitada".

" Podemos preguntarnos seriamente si la NHTSA usó sus herramientas legales para investigar" estos problemas, destacó.

Towns también se declaró " muy escéptico" sobre las causas identificadas por Toyota para explicar los problemas, estas son: alfombrillas que se enganchan en el acelerador y aceleradores que se bloquean en posición baja.

El secretario estadounidense de Transporte, Ray LaHood, primer testigo escuchado el miércoles defendió la acción de la NHTSA para forzar a Toyota a retirar los automóviles a causa de problemas de aceleración involuntaria.

El director de la NHTSA, David Strickland, finalmente no testificará como estaba previsto. " El secretario de Transporte (LaHood) deseaba ser el único en tomar la palabra" en nombre del departamento, indicó la NHTSA.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes