Presidente brasileño llega a China en visita de tres días

BEIJING (AP). El presidente de Brasil se concentró en el creciente comercio e inversiones con China al llegar el lunes para una cumbre entre los líderes de dos de las naciones más grandes del mundo en desarrollo.

Luiz Inacio Lula da Silva llegó a Beijing para una visita de tres días y tiene previsto reunirse hoy martes con su par chino, Hu Jintao y otros líderes de alto rango. También presidirá un foro sobre negocios y la inauguración de un centro de estudios brasileños en la Academia China de Ciencias Sociales.

El incremento de los vínculos entre Brasil y China se ha demostrado en los intercambios comerciales. Silva se reunió con el vicepresidente chino Xi Jinping durante la visita de Xi a Brasilia hace algunas semanas.

Durante esas conversaciones, se acordó que Brasil abastezca a China con 100 millones de barriles de crudo, a cambio de un préstamo por 10.000 millones de dólares.

El comercio entre ambos países subió drásticamente durante la última década. Brasil anunció este mes que China había superado a Estados Unidos como su más importante socio comercial. El ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil dijo que el comercio con China durante abril llegó a 3.200 millones de dólares, comparado con 2.800 millones de dólares con Estados Unidos.

El comercio bilateral en los primeros cuatro meses del año fue de 10.200 millones de dólares, un incremento de 13,9% en relación con el mismo período de 2008, dijo el ministerio. En tanto China envía a Brasil ropa y productos manufacturados, Brasil exporta principalmente soja y hierro.

Se espera que las negociaciones con el gobierno chino se concentren en el uso de energía renovable, la prevención del proteccionismo global y la actual crisis económica.

Antes de partir de regreso el miércoles, Da Silva también visitará la Agencia de Tecnología Aeroespacial China, en un acto que subrayará tanto la cooperación como la competencia entre los dos países, ya que China construye bajo licencia aviones de pasajeros de la brasileña Embraer pero también produce aeronaves que compiten con aquellos.

La visita del presidente izquierdista brasileño es parte de sus esfuerzos para consolidar las relaciones con Rusia, la India y China. Los cuatro países conforman las llamadas naciones BRIC _ la combinación de sus iniciales _ que han impulsado gran parte del crecimiento reciente entre las economías emergentes.

Estos países han exigido tener un papel más importante en las negociaciones para crear un nuevo orden financiero mundial, en un claro desafío a la autoridad hasta ahora indiscutida de Occidente y Japón.

China posee por su cuenta más de 2.000.000 de millones en reservas extranjeras, aunque su crecimiento se ha hecho más lento en el primer trimestre de este año por una baja en exportaciones y una caída de la inversión extranjera.

Esas reservas _ de las cuales la mitad estaría invertida en deuda del gobierno de Estados Unidos _ han respaldado la exigencia de Beijing de tener mayor voz en organizaciones como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

Aunque se espera que el crecimiento económico descienda a un 6,5% este año, un nivel menor que los de años recientes pero aún robusto, la importancia global de China ha aumentado a medida que otros países buscan recurrir a ella como fuente de crecimiento y de inversiones.

La economía brasileña, en tanto, detendrá según los pronósticos cinco años de crecimiento para contraerse 0,3% este año, aunque las ventas minoristas crecieron 3,8% en abril respecto del mismo mes del año pasado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes