Presidente hondureño espera cerrar en agosto nuevo acuerdo económico con FMI


El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, confió hoy en que su Gobierno pueda firmar en agosto un nuevo acuerdo económico con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que le permitiría acceder a hasta 500 millones de dólares en fondos de instituciones multilaterales.

En un encuentro con periodistas durante su visita a Washington, Hernández recordó que el directorio del FMI ya dio su visto bueno a iniciar las negociaciones para el acuerdo.

" Creo que estamos en mejor condición que nunca para llegar a ese acuerdo. De hecho ya los bonos soberanos reflejan una actitud más positiva del mercado con respecto a Honduras. Eso nos genera mucho optimismo y yo esperaría que allá por agosto podamos tener un acuerdo ya firmado con el Fondo Monetario", señaló Hernández.

El secretario de Desarrollo Económico de Honduras, Alden Rivera, precisó que el acuerdo dará a Honduras la "posibilidad de acceder a 300 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y del Banco Mundial (BM)".

Además, el acuerdo permitiría "probablemente" a Honduras "acceder a 200 millones en fondos de apoyo por parte del Fondo Monetario Internacional", agregó.

" Son 500 millones de dólares que podrían cubrir necesidades a muy corto plazo, pero que permitirán tener una situación económica más sana" para continuar atrayendo inversión exterior, indicó Rivera.

El último acuerdo entre el Gobierno de Honduras y el FMI, por 18 meses, expiró en marzo de 2012.

El viaje de Hernández a Washington tuvo como objetivo presentar ante empresarios la nueva ley de promoción de inversiones del Gobierno de Honduras, en sendos encuentros en la Cámara de Comercio de EE.UU. y en el Consejo Empresarial de América Latina (CEAL).

Esa ley contiene instrumentos que "permiten a los inversionistas que sus condiciones se mantengan constantes por 15 años" y una herramienta para que las empresas extranjeras "puedan obtener todos sus permisos en un día", explicó Rivera.

Honduras busca así elevar la inversión extranjera directa hasta los 2.000 millones de dólares en 2016, frente a los 1.300 dólares que recibe actualmente en ese concepto.

Con la suma de esos 2.000 millones en inversión extranjera y otros 3.000 millones en inversión nacional, el Gobierno de Hernández tiene "la expectativa de generar unos 200.000 empleos al año a partir de 2015".

Según cifras oficiales, Honduras enfrenta una crisis económica con una deuda interna y externa que globalmente superó los 8.000 millones de dólares en 2013, lo que equivale a un 46 % del producto interior bruto (PIB).

No obstante, el Gobierno de Hernández defiende que los inversores extranjeros están recuperando su confianza en Honduras, y compañías como Fruit of the Loom o Heinz están solidificando su presencia allí.

En su viaje de menos de 24 horas a Washington, Hernández buscó enviar el mensaje de que "la Honduras de hoy es muy diferente a la Honduras del 2009", cuando se produjo el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya, "y mucho más diferente a la Honduras de los años 80".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes