Presidentes del Mercosur condenan golpe en Honduras

ASUNCION (AP). Los presidentes del Mercosur expresaron "su más enérgica condena" al golpe de estado en Honduras y reafirmaron que no reconocerán "a ningún gobierno que surja de esta ruptura institucional", en una declaración hoy viernes al terminar su reunión cumbre en esta capital.

Los presidentes y cancilleres del grupo reiteraron "su más enérgica condena al golpe de estado" reafirmando que no reconocerán "a ningún gobierno que surja de esta ruptura institucional ni aceptar como válidos actos unilaterales emanados de las autoridades ilegítimas hondureñas".

El documento agradeció "las gestiones desarrolladas por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, para encontrar una salida pacífica que permita restaurar la democracia" y valoró las acciones de la OEA.

Al hacer su discurso en la reunión inaugural el presidente anfitrión Fernando Lugo dijo que el caso de Honduras "es una herida que sangra en la democracia regional".

La presidenta argentina Cristina Fernández señaló que "sin estridencias, pero con certeza, no podemos tolerar la decisión de destituir a un gobierno democrático como el de (Manuel) Zelaya en Honduras".

El presidente brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva dijo que "damos la condena más vehemente al retroceso institucional (en Honduras) y eso no podemos tolerar".La mandataria chilena Michelle Bachelet señaló que "lo único que podemos aceptar es que (Manuel) Zelaya recupere su cargo".El primer mandatario uruguayo Tabaré Vázquez consideró que "el llamado a nuevas elecciones del presidente de facto de Honduras es ilegal; exigimos la pronta restitución de Manuel Zelaya en su cargo".

La canciller de México, Patricia Espinosa expresó que su gobierno "también condena el golpe de estado en Honduras".

El presidente boliviano Evo Morales aclaró que "el presidente (Barack) Obama no está comprometido en el golpe de estado de Honduras pero sí la estructura militar del comando sur. Si Obama quiere que Manuel Zelaya vuelva a la presidencia de Honduras, hay que avisarle que los militares del comando sur están detrás del golpe", agregó.

Pidió terminar "con la presencia de militares norteamericanos o de cualquier otro país en nuestros países para que se asegure la democracia. Tenemos la obligación de expulsar a las bases norteamericanas porque no es posible que nuestras fuerzas armadas sigan siendo capacitadas cada año por el comando sur"

El canciller colombiano Jaime Bermúdez aclaró que en su país "no existen bases norteamericanas, son bases colombianas pero con asistencia técnica de Estados Unidos. Colombia rechaza el golpe de estado en Honduras, desde el primer día".

El comunicado resaltó también el deseo "de una rápida conclusión del proceso de adhesión de Venezuela como miembro pleno" porque esa presencia sería beneficiosa para "el fortalecimiento del bloque aduanero regional". Los congresos de Argentina y Uruguay respaldan el ingreso venezolano pero los de Paraguay y Brasil no han tomado una decisión.

Con relación a la lucha contra la pandemia de la influenza AH1N1, "se concertaron medidas conjuntas para enfrentar la coyuntura sanitaria" y para cooperar en el combate al mal, la canciller mexicana Patricia Espinosa ofreció antivirales a los países miembros.

"Los jefes de estado renovaron su compromiso para la efectiva superación de las asimetrías (de los socios pequeños ante los más grandes)" pero en contrapartida expresaron su "preocupación por el impacto de la crisis internacional sobre el comercio regional".

Precisamente, frente a los problemas financieros globales, Mercosur promoverá "la preservación del empleo, reivindicando el derecho al trabajo como derecho humano, generador de riqueza social y económica".

Vázquez, al hacerse cargo de la presidencia pro témpore de la alianza afirmó: "es un error crear políticas proteccionistas dentro del bloque; para el Uruguay, por ejemplo, no es compatible. Esta es la realidad pero debemos actuar sobre ella". Prometió trabajar sobre el tema de las asimetrías. "Mercosur es un proceso es evolutivo y apostamos a fortalecerlo", señaló.

El vicecanciller paraguayo Oscar Rodríguez informó que la cumbre no pudo eliminar esta vez el doble arancel externo pero aprobó el uso de monedas locales en las transacciones comerciales regionales, descartando al dólar como referencia.

Mercosur es integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay como miembros plenos; en tanto Bolivia y Chile son estados asociados. El presidente venezolano Hugo Chávez no asistió pero sí lo hizo el vicepresidente Ramón Alonso Carrizales.

Mientras Lugo dirigía la sesión, en los alrededores del edificio donde se hizo la cumbre, hubo un par de manifestaciones en contra de Mercosur por industriales y campesinos que reclaman al Brasil "soberanía energética".Carteles con leyendas como "Mercosur es la desigualdad del libre comercio. Beneficia solo a Argentina y Brasil", "Mercosur es injusto y peligra el futuro de nuestros hijos", "Mercosur es la ley de la jungla donde los grandes se comen a los chicos", fueron exhibidos como protesta.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes