Procter and Gamble considera venta de Pringles creación de valor

Cincinnati, EEUU ( EFE). La multinacional Procter and Gamble (P&G) confirmó hoy la venta de la marca insignia de su división de snacks, las papas Pringles, a la empresa de cereales Kellogg, por 2.700 millones de dólares, operación que representa " una creación de valor" para los accionistas.

El consejero delegado de Procter and Gamble, Robert McDonald, se refirió a la operación, anunciada paralelamente por Kellogg, en un encuentro con un grupo de medios en Cincinnati, entre ellos Efe, tras el fallido acuerdo con la compañía Diamond Foods, que también produce productos salados.

" Es una creación de valor para nuestros accionistas y representa una excelente oportunidad para los empleados de Pringles con una compañía líder en el sector de la alimentación", comentó McDonald, que tiene bajo su dirección marcas como Ariel, Braun, Oral B, Gillette y Herbal Essences, entre muchas otras.

Añadió que ambas compañías esperan completar el acuerdo en el verano de 2012, aunque siempre dependerá de que se obtengan a tiempo todas las aprobaciones regulatorias necesarias.

La venta de los productos Pringles dará a la compañía una ganancia después de impuestos de 1.400 o 1.500 millones de dólares, y generará entre 0,47 y 0,50 dólares por acción.

La empresa multinacional aseguró que el valor que recibirá cada accionista será similar al que habría recibido por la venta a Diamond Foods cuando empezaron las negociaciones el pasado abril, aunque algunos analistas indicaron hoy que la venta será menos rentable de lo esperado por los inversores.

Ambas compañías aseguraron que el acuerdo fue desactivado de mutuo acuerdo y que la operación fallida no tendrá consecuencias.

Pringles posicionará a Kellogg como número dos en la categoría de los snack salados a nivel mundial, subrayo hoy en un comunicado John Bryant, presidente de The Kellog Company, que tiene en su oferta productos de aperitivo como Keebler y Cheez-it.

Por su parte, el comprador fallido de Pringles, Diamond Foods, que distribuye marcas saladas como los cacahuetes Emerald y las palomitas Pop Senet, aseguró haber disfrutado de "una relación positiva y constructiva" al trabajar en el intento de adquisición.

De esta forma, Procter and Gamble se centra en las líneas de productos de las que es líder mundial, el hogar y la higiene personal, que copan los cerca de 4.400 millones de consumidores mundiales que tiene la empresa, según datos facilitados por la compañía.

" El negocio de Pringles es un excelente ajuste estratégico para Kellogg y contribuirá al avance de su meta de construir un negocio global de aperitivos en sintonía con su negocio mundial de cereales", manifestó el consejero delegado de Procter and Gamble, sin adentrarse en las razones de la desinversión.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes