Productores paraguayos rechazan idea de Lugo de gravar la soja

ASUNCION (AP). Los productores agropecuarios de Paraguay manifestaron su rechazo a un eventual proyecto del gobierno de Fernando Lugo para gravar la soja y la carne vacuna, los principales productos de exportación.

Lugo, acorralado por los reclamos de los sectores pobres para comprar tierras y construir viviendas populares, adelantó su interés en aplicar un impuesto a la exportación de soja y carne.

"El crecimiento del 10 por ciento que tuvo nuestra economía en 2010 se debe a dos rubros principales, la agricultura y la ganadería, y no es gravando con impuestos que vamos a crecer sino produciendo más", dijo el jueves el productor agrícola Agustín Konrad durante una conferencia de cooperativistas en Colonias Unidas, unos 450 kilómetros al sur de Asunción.

Agregó que si en 2011 llegara al Parlamento el proyecto para establecer un impuesto a la venta al exterior de soja y carne vacuna, los legisladores deberán tener en cuenta "que un impuesto nuevo frenará la producción".Antes de acompañar a Lugo a la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, donde el jueves y viernes se reunirán los mandatarios del Mercosur, el ministro de Economía Dionisio Borda sostuvo que "la presión tributaria en Paraguay es sólo del 10%, la más baja de la región. La soja y la carne bovina deberían tributar porque el gobierno sólo así podrá responder a las necesidades de los sectores populares más vulnerables".Borda aludía a los proyectos de viviendas populares, asistencia a los indígenas y reforma agraria prometidos por el gobierno que aún no se han llevado a cabo por falta de fondos.

Lugo preparó un presupuesto de 8,000 millones de dólares para 2011 pero el Congreso lo aprobó con modificaciones aumentándolo a 9,000 millones.

Maris Llorens, empresaria de la cámara de carne, indicó que "mantener el hato de ganado de 11 millones de cabezas tiene altos costos. Mucha gente tiene trabajo seguro en el sector y por tanto no sería apropiado aplicarle un impuesto a la exportación, porque sería contraproducente".Según Héctor Cristaldo, líder de la Unión de Gremios de la Producción, la cosecha récord de soja de 2010, que alcanzó 9 millones de toneladas sobre una superficie cultivada de 2,6 millones de hectáreas, significó para el país ingresos por 1.600 millones de dólares.

Maris Llorens, empresaria de la cámara de carne, indicó que "mantener el hato de ganado de 11 millones de cabeza tiene altos costos, mucha gente tiene trabajo seguro en el sector y por tanto no sería apropiado aplicarle un impuesto a la exportación porque sería contraproducente".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes