Profesores venezolanos chocan con la policía en protesta por salarios

Profesores venezolanos del sector público se enfrentaron este miércoles con policías y militares al intentar ingresar por la fuerza al Ministerio de Educación, durante una protesta en Caracas por reclamos salariales.

Tras lanzar proclamas frente al edificio, un grupo de docentes quiso romper el cerco policial formado a la entrada, desatándose un forcejeo en medio del cual manifestantes denunciaron haber sido golpeados.

"Llegó un policía y me dio un batazo sin mediar palabra", dijo alterado un educador a la prensa, mientras sus colegas gritaban: "¡Somos docentes, no somos delincuentes!".

Militares de la Guardia Nacional, con escudos antimotines, formaron un nuevo cordón y los maestros, varios cientos, se replegaron.

Entre tensiones, delegados de los sindicatos nacionales se reunieron con autoridades del ministerio, quienes aseguraron que el titular del organismo, Aristóbulo Istúriz, está presto a discutir los reclamos la próxima semana.

"Está dispuesto a negociar", declaró a la AFP Maryuri Maldonado, del sindicato de funcionarios públicos de la educación.

Los docentes exigen a Iztúriz -exprofesor y exsindicalista- mejoras salariales o, de lo contrario, irán a una huelga indefinida.

"Si tenemos que paralizar las escuelas, las paralizaremos", advirtió Maldonado.

Un profesor venezolano de educación media gana entre 1.800 bolívares (el sueldo mínimo, equivalente a 28 dólares) y 3.000 bolívares, dependiendo de su categoría. Si tiene posgrado o doctorado, apenas llega a 4.800 bolívares.

Un salario básico solo alcanza para comprar un kilo de carne y un kilo de queso.

"Nos estamos muriendo de hambre (...). Acabé de cobrar 900 bolívares, compré huevos y unos plátanos y se me acabó el dinero", dijo la sindicalista Lourdes Villarreal.

La educación en el otrora rico país petrolero enfrenta graves problemas, como la renuncia de profesores y la deserción de estudiantes por la crisis.

"Desde mediados de 2017 se presenta una desbandada a todos los niveles: alumnos, profesores, obreros, administrativos. Diría que de 50%", comentó Maldonado.

Según la Asociación de Institutos Educativos Privados, 20% de los docentes han dimitido por los bajos sueldos y 25% de los estudiantes se retiraron por el costo de la matrícula este año.

Según los maestros, la convención colectiva, que incluía varios beneficios, quedó en el limbo al entrar en vigor en septiembre el nuevo sueldo básico de 1.800 bolívares soberanos, denominación surgida tras la eliminación de cinco ceros a la moneda local.

La mayoría de los trabajadores del sector pasó a ganar el mínimo, sin que se actualizaran los escalafones del contrato.

Los salarios en Venezuela son devorados por una inflación que el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta en 1.350.000% para 2018 y en 10.000.000% en 2019.

Entre martes y miércoles hubo manifestaciones de profesores, además, en los estados Táchira (oeste), Aragua y Carabobo (centro).

Las protestas de empleados públicos se incrementaron en los últimos meses en Venezuela, confrontada a cinco años de recesión y escasez de alimentos y medicinas, lo que ha empujado a unos 2,3 millones de personas a emigrar desde 2015, según Naciones Unidas.

De acuerdo con la prensa, el descontento alcanzó a trabajadores de la televisora gubernamental VTV, que se manifestaron el martes para exigir el pago anticipado de aguinaldos.

La ONG Observatorio Venezolano de Conflictividad Social asegura que entre enero y octubre pasado se registraron 10.773 protestas en el país para exigir derechos de alimentación, salud, servicios públicos y mejoras laborales.

La situación en el sector universitario es igualmente tensa, con reclamos de profesores y estudiantes por problemas presupuestarios.

Este miércoles, en la Universidad de Carabobo, hubo disturbios cuando estudiantes elegían a sus dirigentes.

La rectora Jessy Divo denunció que individuos armados, que vincularon con el oficialista gobierno regional, lanzaron bombas lacrimógenas y efectuaron disparos en la casa de estudios.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes