Protesta por hiperinflación deja un muerto y heridos

MOGADISCIO (AFP) - Miles de somalíes quemaron neumáticos y lanzaron piedras el lunes en Mogadiscio para protestar contra la inflación récord y los crecientes precios de los alimentos, y la policía, que abrió fuego para reprimirlos, mató a un manifestante e hirió a cuatro, según testigos.

"Una patrulla de la policía abrió fuego contra una multitud en el área de K4, matando a uno e hiriendo a otro", dijo Ahmad Ali Bashir, un testigo.

Otros tres manifestantes fueron heridos en el mercado de Bakara y cerca del puerto marítimo, en el sur de Mogadiscio, dijeron otros testigos.

Los manifestantes, unos 7.000, acusan a cambistas inescrupulosos de empujar la inflación a su nivel más alto en al menos 17 años por negarse a aceptar chelines somalíes y favorecer los dólares estadounidenses.

Aunque no hay cifras oficiales, monitores de las Naciones Unidas señalan que los precios de los cereales han aumentado entre 110% y 375% en el pasado año, cuando Somalia sufrió su peor sequía en la memoria reciente.

Actualmente, un dólar se vende a 25.000 chelines, contra 4.000 chelines en 1991, cuando el país se sumió en el caos tras el derrocamiento del dictador Mohamed Siad Barre.

Desde entonces, no hay un banco central que regule la inflación.

"Estamos pidiendo a los cambistas que pongan fin a sus crueles prácticas. Se están negando a aceptar chelines somalíes e insisten en su lugar en el dólar", dijo un manifestante, Hussein Mohamed Ali.

"¿No somos somalíes? ¿Es el dólar estadounidense nuestra moneda? La respuesta es no", afirmó.

"Nosotros tenemos nuestra propia moneda, y si ésta es rechazada, significa que no tenemos forma de sobrevivir. Esa es la razón de nuestra protesta hoy", dijo otro manifestante, Mukhtar Ali.

La escasez de dólares ha conducido a una proliferación de billetes de 1.000 chelines falsos --los única denominación disponible-- que aparecen en los mercados y alimentan el problema de la inflación en esta nación del cuerno de Africa devastada por la guerra.

A raíz de la subida del dólar, los somalíes abandonaron las denominaciones menores en 2001 y retuvieron sólo el billete de 1.000 chelines, pero la medida no sirvió para contener la inflación.

"El gobierno no tiene dinero, entonces algunos corredores están imprimiendo monedas somalíes falsas y otros se niegan a aceptar los viejos billetes de 1.000 chelines somalíes", dijo Mire Hussein, un residente.

Los residentes culpan a los billetes falsos de debilitar a los chelines, y temen que la práctica conduzca a una eventual invalidación de la moneda local y la adopción del dólar.

Un comercio vibrante de teléfonos móviles, armas y alimentos básicos ha ayudado a mantener a raya la inflación de Somalia a lo largo de los años.

Pero la semana pasada, la ONU advirtió que la hiperinflación y una fuerte devaluación del chelín somalí --de más de 100% en los últimos 15 meses-- ha provocado el aumento de los precios de los alimentos y amenaza la subsistencia de millones de personas.

Unos 2,6 millones de somalíes dependen ahora de asistencia para alimentarse, un aumento de 40% desde enero, según cifras de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes