Puerto Rico pide ayuda del público para universidad

Los problemas presupuestales de la principal universidad de Puerto Rico son tan graves que el estado ha pedido al público que aporte las monedas que le sobren para apoyarla.

La junta federal que supervisa las finanzas de la isla pretende recortar 450 millones de dólares de la Universidad de Puerto Rico como parte de las medidas para reducir gastos en el territorio estadounidense.

El gobernador Ricardo Rosselló busca maneras de reducir el golpe financiero a la institución, aún si eso significa pedirle monedas a los puertorriqueños.

El lunes introdujo una iniciativa de ley para que los comercios pregunten a los clientes si desean donar parte de su cambio a la universidad.

La propuesta de recortes provocó que casi una docena de directivos universitarios renunciaran en febrero. Decenas de miles de estudiantes también protestaron con una huelga que ha mantenido cerrada la universidad por un mes.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes