Puerto Rico deniega permisos a socio de Trump

SAN JUAN (AP). El gobierno de Puerto Rico denegó los permisos al socio del multimillonario empresario estadounidense Donald Trump para construir una marina en un área ecológica de la región noreste del país por el impacto ambiental en la región.

"Se negó el permiso, no para los apartamentos, es para una playa artificial y una marina que se pretendía hacer en el lugar", dijo el miércoles a la AP el secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Javier Vélez Arocho.

Según el funcionario, el proyecto de la marina, el paseo tablado y la playa artificial no es de Trump y sí de su socio en la isla Empresas Díaz. "Para las villas Trump ya se aprobaron todos los permisos", indicó Vélez Arocho.

Explicó que el proyecto de Empresas Díaz incluía hacer unas modificaciones esenciales como dragar canales en las mismas áreas que llevan a la reserva natural de Punta Miquillo, nombre tradicional de Coco Beach, a unos 30 kilómetros al este de la capital.

El ambientalista, Nelson Pérez, se mostró satisfecho con la decisión y felicitó al DRNA por defender los recursos naturales.

"Esa es un área muy sensitiva y tiene grandes recursos que el proyecto (de Trump) amenazaba eliminar. Además, esta área es parte del estuario del Río Espíritu Santo. Nunca es tarde para proteger nuestros recursos, los pocos que nos quedan", destacó.

Señaló que Punta Miquillo ha sufrido un impacto ambiental adverso debido a la gran cantidad de proyectos que se han aprobado para la zona.

"Ellos estaban haciendo un desastre ecológico. Allí hay una colonia de manatíes y de tortugas marinas. Era un área de vegetación costera y la rellenaron, ahora parece un desierto. Hay áreas donde rellenaron 15 pies en donde había manglares y vegetación costera", denunció Pérez.

No fue posible conseguir una reacción de los socios de Trump en la isla, las Empresas Díaz, ya que Emilia Colón, asistente ejecutiva del proyecto, no estuvo disponible.

En la zona ya se construyó un campo de golf y se inició el proyecto de lujosas villas que Trump inauguró en febrero junto al gobernador Aníbal Acevedo Vilá.

El complejo residencial y recreativo "Trump International Golf Club Puerto Rico", producto de un consorcio entre el empresario estadounidense y la compañía local Empresas Díaz, constará de 500 residencias enclavadas en unas 400 hectáreas en la costa norte de la isla.

Cercano al área, ya ubican otras hospederías como el Gran Meliá, antiguo Paradisus, y el Westin Río Mar

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes