Reglas de eficiencia transformarán los autos del futuro

DETROIT (AP). Con los nuevos estándares de eficiencia energética y de emisiones de gases contaminantes anunciados por el presidente Barack Obama, las familias tendrán que reemplazar sus camionetas deportivas por vehículos más ahorrativos, mientras los carpinteros podrían continuar con sus camionetas tipo pickup, pero a un costo mayor.

En general el consumidor estadounidense tendrá que acostumbrarse a la transformación de su flota automotriz. Los vehículos no sólo serán más pequeños, sino que muchos serán cargados con electricidad, a fin de cumplir con los límites establecidos que entrarán en vigencia desde el 2012 y que deberán haberse cumplido para el 2016.

El promedio de eficiencia deberá ser de 57,13 kilómetros por galón (35,5 millas por galón), unos 16 kilómetros por galón (10 mpg) más eficientes del promedio actual. Los automóviles de pasajeros deberán tener una eficiencia de 63 kpg (39 mpg) y los camiones ligeros de 48 kmg (30 mpg).

Eric Fedewa, vicepresidente de la consultora automotriz CSM Worldwide, de Northville, Michigan, dijo que los cambios pondrán por las nubes los precios de las camionetas tipo pickup, obligando a que sólo sean usadas para negocios.

Una opción para las familias que tienen camionetas deportivas sería la pequeña camioneta Mazda 5, que actualmente tiene una eficiencia de 45 kpg (28 mpg) en la autopista.

"Obligará a usar el ingenio para aprovechar mejor el espacio interior", destacó Fedewa. "Habrá que poner más hileras de asientos en el espacio que tradicionalmente se usaba para carga", agregó.

El desarrollo de nuevas tecnologías costará mucho dinero _miles de millones de dólares_ y los fabricantes automotrices tendrán que transferirlo a los compradores.

El gobierno de Obama afirma que los cambios significan que el vehículo promedio costará unos 1,300 dólares más, aunque algunos analistas privados dicen que el costo será mucho mayor. El gobierno también dice que el gasto será compensado con el ahorro obtenido en gasolina durante unos tres años.

Los fabricantes automotrices afirman que se necesita que los precios de la gasolina se mantengan relativamente altos a fin de crear un mercado para los vehículos eléctricos. General Motors teme por la suerte en el mercado de su recargable Chevrolet Volt el próximo año mientras haya precios de dos dólares por galón.

El consumidor estadounidense ya ha demostrado que sus costumbres pueden cambiar súbitamente dependiendo de los precios de la gasolina. Cuando el combustible llegó a costar 4 dólares el galón en el verano del 2008, la gente se lanzó a comprar vehículos más pequeños.

La gasolina ahora es más barata y las ventas de híbridos se han caído.

"El consumidor estadounidense siempre prefiere el desempeño sobre el ahorro de combustible debido al relativo bajo costo de la gasolina", destacó David Leiker, un importante analista automotriz para la empresa Robert W. Baird & Co., de Milwaukee, en un mensaje a sus inversionistas.

El Volt ha sido diseñado para un funcionamiento de 64 kilómetros (40 millas) con la batería totalmente cargada. Después de eso, una pequeña combustión interna genera electricidad y mantiene el vehículo en actividad. Otras empresas automotrices trabajan bajo el mismo principio.

No obstante, se prevé que el Volt costará en el mercado de 35,000 a 40,000 dólares y es probable que los compradores no deseen pagar esa cantidad por un sedán, aunque reciban reembolsos tributarios para sostener el costo, a menos que los precios de la gasolina se disparen de nuevo.

Los vehículos recargables de electricidad, que según cálculos del gobierno podrían llegar a tener un uso de 161 kilómetros por galón (100 mpg) o más, ayudarán a que los fabricantes cumplan con los estándares y para compensar la venta de modelos más grandes y menos eficientes.

Bajo el plan de Obama, la venta de vehículos eléctricos e híbridos recargables también podría generar "subvenciones cuantiosas" que equivaldrían a más de un vehículo cuando un fabricante automotriz determine el promedio de su reducción de combustible y de emisiones.

Los nuevos estándares llevarían a los fabricantes a "acelerar sus planes tecnológicos, al parecer con mayor agresividad de lo que habían previsto inicialmente", dijo Tony Posawatz, que dirige el desarrollo tecnológico del Volt. "En nuestro caso, nos sentimos cómodos de contar con opciones".

Hace unos cuantos años, GM y otros ejecutivos del sector automotor tenían grandes dudas de poder cumplir con estándares aún de menor exigencia, pero como Posawatz señala, la tecnología ha cambiado desde entonces, especialmente con el perfeccionamiento de las nuevas baterías de litio.

General Motors también estudia la posibilidad de desarrollar camiones eléctricos, lo que podría acercarles a cumplir con los objetivos, agregó.

A principios del 2009, Toyota anunció que lanzaría 10 nuevos modelos híbridos al mercado mundial para el 2010, mientras que Honda ya vende su nuevo híbrido Insight. Mazda, por su parte, proyecta perfeccionar más su sistema de combustión básica y dedicarse menos a los híbridos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes