Reporte: SEC sabía de fraudes de Stanford desde 1997

WASHINGTON (AP). La Comisión de Valores y Cambio sabía desde 1997 que el financiero R. Allen Stanford operaba supuestamente un esquema de pirámide, dijo el inspector general de esa dependencia, David Kotz, en un nuevo informe.

Un funcionario de la Comisión (conocida como SEC, por sus siglas en inglés) ayudó a que se desechara una investigación sobre el negocio de Stanford, antes de trabajar en representación del multimillonario, según el documento.

La SEC no presentó cargos contra Stanford sino hasta febrero de 2009, cuando lo acusó de fraude por 7,000 millones de dólares.

David Kotz también dijo en su informe que la "influencia institucional" en la división de la SEC encargada de aplicar la ley pesó en las reiteradas decisiones de la dependencia para no realizar una investigación cabal.

Otros casos complicados como el de Stanford, que no pudieron ser resueltos con celeridad, habían sido desalentados por altos cargos dentro de la SEC, apuntó.

Kotz dijo que la pesquisa de su oficina no detectó que la renuencia de los abogados de la SEC en Fort Worth a investigar a Stanford estuviera vinculada con "alguna relación indebida en los campos profesional, social o financiero por parte de algún ex empleado o empleado de la dependencia".No obstante, la oficina de Kotz si encontró pruebas de que la "influencia institucional" dentro de la división encargada de aplicar la ley contribuyó a las reiteradas decisiones de que no se investigara a cabalidad a Stanford, según el informe.

Cargos de muy alto rango de la oficina de la SEC en Fort Worth consideraron que se les juzgaría por el número de casos que presentaban e indicaron a su personal que se desalentaban las investigaciones sobre los casos nuevos o complejos, a diferencia de los casos que ameritaban una "actuación veloz", afirmó Kotz.

De acuerdo con la investigación, la oficina de la SEC en Fort Worth emprendió en 1997 el análisis de las ventas de certificados de depósito y que prometían altos dividendos que realizó el Banco Internacional Stanford, con sede en Antigua.

Según el informe, los examinadores hicieron numerosos esfuerzos después de cada evaluación a fin de convencer a los encargados de aplicar la ley de la SEC en Fort Worth para que emprendieran una investigación plena sobre Stanford, sin que se hiciera un "esfuerzo importante" sino hasta finales de 2005.

En junio, Stanford fue indiciado y enviado a prisión después de que el Departamento de Justicia afirmó que el emporio bancario internacional del ex financiero se trataba de una estafa con una pirámide construida sobre mentiras, bravuconerías y sobornos.

Stanford impugna las acusaciones en su contra y como su caso es penal afronta hasta 250 años de prisión.

El Stanford Financial Group, ahora desaparecido, operó sucursales en varias naciones como Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes